Karabagh. Los copresidentes del Grupo de Minsk visitaron la región

Ereván, (PanArmenian).-Los Copresidentes del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, Matthew Bryza (EE.UU.), Yuri Merzlyakov (Rusia) y Bernard Fassier (Francia) visitaron Armenia, Azerbaiján y Nagorno-Karabagh con el propósito de avanzar hacia la solución definitiva y pacífica del conflicto de Karabagh.

Durante la reunión con el Presidente de Karabagh, Bako Sahakian, que tuvo lugar el sábado pasado, las partes analizaron la declaración firmada en Moscú por los jefes de Estado de Rusia, Armenia y Azerbaiján, en su encuentro del 2 de noviembre ppdo.

El Presidente karabaghí declaró que su país valora cualquier documento que contribuya al diálogo civilizado entre las partes en conflicto, pero señaló que las conversaciones de paz no serían suficientemente abarcadoras si no se incluyera a Karabagh en el proceso negociador, especialmente porque -además de ser parte- Karabagh tiene su propia posición sobre la solución.

Los copresidentes respondieron que la resolución del conflicto es imposible sin el consentimiento y la participación de Karabagh.

Declaraciones

«En general, la seguridad del pueblo de Karabagh es asegurada tanto por Karabagh como por Armenia, mientras tiene una gran resistencia por parte de Azerbaiján» -dijo el copresidente francés Bernard Fassier y agregó: «hay un plan para tomar medidas complejas que resguarden la seguridad del pueblo de Karabagh y le ofrezcan garantías internacionales con el consentimiento de Azerbaiján sobre estos temas».

Estas declaraciones se dieron en el marco de una conferencia de prensa sobre la que se hizo eco la prensa azerí.

En el transcurso de la misma Matthew Bryza sostuvo que «debe asegurarse al pueblo de Nagorno-Karabagh de influencias físicas y de presiones económicas, pero eso no significa desmilitarizar la región» -explicó mientras aclaraba que se refería a mantener un corredor.

«En el caso en que se dé una restitución adecuada, junto con las garantías internacionales de seguridad para la población de Karabagh, sobre lo que insisten los copresidentes, entonces podrán devolverse las tierras» -explicó Fassier.

 

Al mismo tiempo, explicó que todavía la población de Karabagh no ha aclarado su posición sobre este punto y que aún es demasiado pronto para hablar de ello.

Consultado sobre la posibilidad de organizar un encuentro entre los presidentes de Armenia y de Azerbaiján, Vladimir Kazimirov, ex copresidente del Grupo de Minsk dijo que la O.S.C.E. puede organizar las conversaciones entre las partes, pero lo más importante es desestimar la idea de resolver el conflicto por la fuerza. «En Azerbaiján se observa una trilogía negativa: el armamentismo, la histeria anti-armenia y los incidentes que se dan periódicamente». Se refería especialmente al intento de Azerbaiján de trasponer la línea defensiva Karabagh, el 16 de noviembre ppdo., como consecuencia de lo cual se produjo un enfrentamiento en Fizuli, donde -al repeler el ataque la parte armenia- murió un soldado azerí.

«El Grupo de Minsk es bastante pasivo para calificar los hechos que pueden dañar el proceso de paz» -dijo Kazimirov.

 

Los comentarios están cerrados.