Comunicado del Patriarcado Armenio de Jerusalen sobre los incidentes en la iglesia

El domingo 9 de noviembre ppdo., durante la solemne procesión de la Iglesia Apostólica Armenia en ocasión de la celebración del Hallazgo de la Santa Cruz, contrariamente a las provisiones del status quo, la Iglesia Ortodoxa Griega intentó hacer ingresar a sus sacerdotes al edículo, vestíbulo que precede la entrada a la tumba de Nuestro Señor Jesucristo en la Iglesia del Santo Sepulcro.
A pesar de las protestas escritas del Patriarcado Armenio para resolver este conflicto de manera pacífica durante las reuniones de la Comisión de status quo, y pese a las más recientes negociaciones con el Director del Departamento de Asuntos Cristianos del Ministerio del Interior, Sr. Cesar Majieh, y con el jefe de la Policía de la división de la Ciudad Vieja, comandante Doron Yedid, una vez más se interrumpió la solemne procesión de la Iglesia Apostólica Armenia a la Iglesia del Santo Sepulcro.
Los sacerdotes armenios prohibieron que sus pares griegos ingresaran la edículo. Sin embargo, decenas de sacerdotes griegos que se habían reunido en el lugar previamente, forzaron el ingreso de los demás. La policía intervino para formar una barrera entre griegos y armenios frente al edículo. Los sacerdotes griegos atacaron a sus pares armenios y a  seminaristas, como consecuencia de lo cual se interrumpió la procesión. La policía detuvo a un sacerdote armenio, que fue liberado el 12 de noviembre.
La presencia de sacerdotes armenios en el interior del edículo es una seria violación al status quo, según el cual armenios, latinos y ortodoxos griegos comparten de igual manera los derechos de custodia. El Patriarcado Armenio ha dejado en claro que en la festividad de la Santa Cruz, el primer domingo de la Gran Cuaresma, el Domingo de Ramos y el Sábado de Gloria, cuando se realiza la procesión a la Sagrada Tumba, los griegos deben evitar ingresar al edículo.
Los derechos de la Iglesia Apostólica Armenia en los Santos Lugares  acordados en 1829 estipulan que no se permite interferencia o intervención durante los oficios religiosos o procesiones de la Iglesia Apostólica Armenia.
El Patriarcado Armenio protesta contra esta violación a sus derechos  en la Iglesia del Santo Sepulcro y contra la agresión de los sacerdotes griegos durante la festividad del Hallazgo de la Santa Cruz.

Los comentarios están cerrados.