SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Lunes 20 de Mayo - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Opinion - Harut Sassounian, editor de "The California Courier"
Pashinian es una amenaza mayor para la seguridad de Armenia que el gobierno en el exilio de Artsaj
03 de Abril de 2024

Todos conocemos los desastres que el Primer Ministro Nikol Pashinian provocó en Armenia, además de perder Artsaj debido a su incompetencia.

Podemos citar las muchas acciones equivocadas y declaraciones contradictorias de Pashinian. Tras su completa mala gestión del ejército como comandante en jefe durante la guerra de 2020, Pashinian ahora se está asegurando de que los armenios se olviden de la pérdida de Artsaj tratando de borrar su nombre de la memoria de la gente.

Pashinian no tomó ninguna medida para proteger el derecho de los armenios de Artsaj a vivir en paz en su patria milenaria. Tampoco hizo preparativos previos para albergar a los más de 100.000 refugiados de Artsaj, a pesar de que sabía que después de la guerra de 2020 los armenios de Artsaj eventualmente huirían hacia Armenia.

Para empeorar las cosas, sabiendo que en futuras elecciones los armenios de Artsaj no votarán por su partido político, Pashinian declaró que no son ciudadanos de Armenia. Estas personas durante décadas han tenido pasaportes de la República de Armenia, reconocidos no sólo por Armenia sino también por países extranjeros cuando viajaban. Lamentablemente, desde entonces miles de armenios de Artsaj han abandonado Armenia rumbo a Rusia en busca de refugio y trabajo para poder alimentar a sus familias.

Además, Pashinian se niega a reunirse con algún funcionario de Artsaj y se opone a que los armenios de Artsaj realicen protestas en Ereván para quejarse de sus terribles condiciones de vida en Armenia.

He aquí el último ejemplo de las acciones de Pashinian contra Artsaj. La semana pasada, el presidente de Artsaj, Samvel Shahramanian, concedió una entrevista al periódico francés Le Figaro en la que afirmó que la República de Artsaj sigue existiendo a pesar de su ocupación por parte de Azerbaiyán. También afirmó que hay un gobierno de Artsaj en el exilio en Ereván, donde se encuentran sus oficinas.

Las palabras de Shahramanian enfurecieron a Pashinian, quien inmediatamente respondió y advirtió que se emprenderán acciones legales contra todos aquellos que hablen de un gobierno de Artsaj en el exilio. Sin ninguna prueba, Pashinian acusó a los líderes de Artsaj de amenazar la seguridad nacional de Armenia. Sin comprender el significado del término "gobierno en el exilio", Pashinian dijo que en Armenia sólo hay un gobierno y que no puede haber un segundo gobierno, aunque nadie hablaba de crear un segundo gobierno. Si Pashinian hubiera tenido asesores expertos, le habrían informado de que en muchos países hay docenas de "gobiernos en el exilio" que son universalmente aceptados según el derecho internacional.

En realidad, la única persona en Armenia que amenaza la seguridad de Armenia es el propio Pashinian. No solo no ha defendido los derechos de los armenios de Artsaj que son ciudadanos de Armenia, sino que también ha permitido que el ejército de Azerbaiyán cruce las fronteras de Armenia en 2021 y 2022. Además, cuando el presidente. Aliyev exigió que Armenia entregara a Azerbaiyán cuatro aldeas armenias, Pashinian advirtió a sus habitantes que, de lo contrario, Azerbaiyán iniciaría una nueva guerra.

En su dura respuesta a Shahramanian, Pashinyan también amenazó con tomar medidas apropiadas para que “las fuerzas extranjeras no utilicen ciertos círculos de Artsaj como una amenaza a la seguridad de Armenia”. Es lamentable que Pashinian acuse falsamente a los armenios de Artsaj de ser manipulados por extranjeros.

El verdadero problema de Pashinian no es el gobierno de Artsaj en el exilio, sino el hecho de que los armenios de Artsaj están tomando medidas para mantener viva la memoria de Artsaj, lo cual es muy embarazoso para él, ya que fue él quien la delató. Hemos perdido Artsaj ante el enemigo, pero no debemos borrarlo de nuestra memoria. Tenemos la obligación no sólo de recordar Artsaj, sino también de transmitir el sueño de regresar a Artsaj a la próxima generación. Esto es fundamental porque si las generaciones futuras no saben que Artsaj es tierra armenia, cuando se presente la oportunidad de su liberación, no la aprovecharán, perdiendo así Artsaj para siempre, no por lo que haya hecho el enemigo, sino por nuestra propia inacción.

Mientras tanto, sólo podemos lamentar que el Primer Ministro de Armenia, consciente o inconscientemente, esté haciendo lo que le está haciendo al Presidente. La voluntad de Aliyev de intentar suprimir incluso el recuerdo y el sueño de Artsaj. Además, sería vergonzoso si Pashinian, cumpliendo sus amenazas, ordenara el arresto de los líderes de Artsaj en Armenia, uniéndose así a Bakú para mantener cautivos a los líderes de Artsaj.

Cada día que pasa, Pashinian intensifica sus acciones antiarmenias. ¿Cuánto tiempo permanecerán en silencio los armenios en Armenia y la diáspora ante acciones tan contraproducentes? ¿Cuándo despertarán los armenios de su letargo, dirán 'ya es suficiente' y encontrarán un nuevo líder competente para sacar a la nación de este atolladero? Contrariamente a lo que sostiene Pashinian, Artsaj no es un tema cerrado. ¡Los armenios no deberían seguir sentados con los brazos cruzados y ver cómo Armenia desaparece gradualmente debido a las fechorías de un solo hombre!

Por último, sería vergonzoso que Shahramanuian y otros funcionarios de Artsaj fueran obligados por Pashinian a abandonar Armenia y trasladar su gobierno en el exilio a un país extranjero.

Más leídas