SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Jueves 24 de Junio - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
UGAB - AGBU-Reflexiones de la Guerra de Artsaj
Los Medios y la locura
15 de Diciembre de 2020

Una vez más la UGAB Central a fin de colaborar con las diferentes comunidades de la diáspora, organizó una charla para brindar asistencia a nuestros corazones rotos.

Un renombrado panel de especialistas trató el candente tema de los medios, las redes sociales, su influencia, el rol  negativo que juegan en nuestras vidas y las formas a las que debemos recurrir para transformar lo nocivo y dañino en una vía positiva y esperanzadora.

El panel estuvo conformado por la moderadora Doctora Ani Shabazian, la experta en Comunicaciones Estratégicas, Arda Haratunian, la psiquiatra Lara G. Shirikjian y el renombrado psicólogo clínico Dr. Charles Pilavian.  

La doctora Shabazian agradeció a la UGAB Central por organizar una vez más estas charlas y por estar siempre presente junto a Armenia y la diáspora. Abrió la presentación haciendo referencia al estado de confusión y de angustia que las distintas comunidades armenias están experimentando ante las noticias falsas que inundan las redes. Hizo una distinción entre los términos malinterpretar -interpretar de forma incorrecta a una persona o lo que dice o hace; malinformar -perder el rumbo, confundirse- y desinformar -dar información manipulada intencionalmente con ciertos fines.

Estos términos se relacionan con la campaña que el gobierno azerí viene organizando para confundir a los usuarios de los sitios web.

La experta Arda Haratunian comentó que en la primera semana del conflicto estuvo las 24 horas conectada a la web. Los azeríes habían creado una plataforma para desinformar a los medios y a los usuarios. “El contenido es fundamental, nos penetra, se filtra dentro nuestro, es una contienda psicológica para quebrar y debilitar a los armenios de Armenia y la diáspora”.

Los posteos azeríes informaban que Armenia había iniciado el ataque, y los armenios estaban indignados, dolidos ante tanta mentira.

Por suerte la UGAB dio una inmediata respuesta, había que ser proactivo y no reactivo, no contestar con odio, sino con inteligencia.

“Inmediatamente nos enfocamos en nuestro rico patrimonio cultural, en nuestra extensa historia, en quiénes somos y en nuestro legado”, dijo Haratunian.

Por su parte, el Dr Pilavian comentó que las intenciones detrás de esta desinformación son de grado propagandístico y muy bien organizado por el estado azerí que sigue una agenda para formatear la opinión pública.

Para contrarrestar esto hay que reaccionar rápidamente, lo que significa “adaptación”. Una muestra de una respuesta inteligente fue la que el Dr Pilavian envió a la revista Newsweek, ante la publicación que hacía referencia a los armenios como un pueblo ignorante y desconocido por una persona que se escondía bajo un pseudónimo.

El Dr Pilavian le respondió: “Lamento su desconocimiento, somos la primera nación cristiana, le hemos dado al mundo escritores como William Saroyan, compositores como Aram Khachadurian, cantantes como Charles Aznavour, Cher, Serge Tankyan, el color verde del billete del dólar americano y por último la vacuna producida por la farmacéutica Moderna propiedad de un armenio que salvará su vida y la de millones”.

El Dr Pilavian también recordó una célebre frase de Churchil: “No tenemos amigos perdurables, enemigos perdurables, solo intereses perdurables. Nos han transmitido que Artsaj es nuestro, debemos buscar más alianzas, 30 años atrás nosotros los derrotamos, un siglo atrás el imperio otomano cayó. Se pierde y se gana, pero nada es para siempre, el coraje es final”.

La psicóloga Lara Shirikjian se refirió a nuestro entorno social: “”No tenemos que desgastarnos tratando que nos escuchen, o aclarando las mentiras. La vida social ha sido afectada, estamos atrapados en esto, debemos ponernos límites y preguntarnos si lo que hacemos es productivo o destructivo”. Se refirió a los jóvenes, a su ímpetu, y concluyó: “hay que tomarse el tiempo, dejar que el cuerpo y la mente lo canalice, dejar a un lado el celular y esperar. “

En referencia a la polarización interna dentro de los grupos armenios como resultado de los últimos sucesos dijo: “Hay que crear puentes, este conflicto también ha producido rupturas dentro de los armenios.  Al principio estábamos todos unidos, ahora el tema es político, la gente se pelea, se agrede y esto nos debilita. No hay que ser ingenuo, hay que leer más, informarse, seleccionar buenas fuentes, como la  www.ugab.org/artsaj.

Todos los participantes acordaron que debemos estar unidos, conscientes de nuestras raíces, fuertes, imponernos sobre la desgracia y prevalecer.

Treinta años atrás no figuraba el genocidio armenio en los libros de texto escolares, hoy sí, tenemos que superarnos día a día.

 

Más leídas