SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Miércoles 21 de Octubre - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Sociales - Armenia
"Lo dice la ley, lo siente mi sangre y todo mi ser"

Desde Armenia Mari Anazonian

08 de Septiembre de 2020

A menudo me preguntan qué siento viviendo en Armenia. Es una decisión que ahora después de seis años entiendo que la tomé hace mucho. Siempre supe hacia dónde iba y porqué. Lo que uno no sabe es el cómo.

Ya, de chica, trabajando en los grupos de jóvenes en la comunidad armenia de Buenos Aires, siempre teníamos la discusión con los chicos, de que pasaría si Turquía nos devolviera las tierras... ¿Nos iríamos a vivir ahí? Sin que eso sucediera yo dije que sí, y acá estoy siguiendo el hilo de mi vida que me trae a escribirles desde nuestras tierras sagradas, nuestra Madre Patria, Armenia.

Si resumo en una oración qué es lo que siento, sería que amo ser armenia todos los días y todo el tiempo. Yendo al supermercado, pagando las cuentas, teniendo mi rutina, caminando por la calle o yendo a cenar con amigos, soy armenia todo el día; sin darme cuenta, sin hacer esfuerzo alguno, sin pensar en cómo voy a preservar mi cultura, cómo hacer para no olvidarme el idioma, cómo hacer algo por nuestra Patria y tener un intercambio en el que la Patria me dé algo a mí, como persona.

Hoy la vida me permite dedicarme a lo que siente mi sangre, a "vender" de alguna forma mi cultura, a concientizar a la gente a que pueda sumarse a la aventura de explorar su historia, descubrir más. Lo hermoso de pertenecer.

Siempre digo que ser armenio es un plus. ¿Cuántas personas tienen la suerte de nacer con una cultura milenaria, de ser parte de una de las primeras civilizaciones que existieron en el mundo? ¿de hablar un idioma único, con un alfabeto distinto, con costumbres típicas y una gastronomía sofisticada?

Hay una expresión que muchas veces uso: la  de ¨Armenios Recuperados¨. Me refiero a aquellos que vienen a Armenia por primera vez, sin expectativas y terminan teniendo un viaje a sus raíces único e inolvidable. Cuando pisan este país, no saben con qué se encontrarán. A veces, el viaje se hace por una cuenta pendiente, o porque no se puede ser que no hayamos pisado Armenia “¡Amot e!” (es una vergüenza), pero la magia sucede sola...

De repente, se ve el Ararat desde cualquier lado de la ciudad; se vive todo con los cinco sentidos, lo que a lo largo de la vida se aprendió en el colegio, en el club o en la casa de los abuelos. Comidas, olores, palabras, valores, costumbres, tradiciones, canciones, etc. El sentimiento que los invade una vez que se está acá, no se puede expresar en palabras. Esa sensación de explosión en el corazón, de que la sangre arda, ese llanto descomunal cuando algo de lo que se está viendo nos toca en lo más profundo de nuestro ser. Esa conexión única que se siente y que hace a la persona volver a sus raíces, lo da nada más que Armenia. Muchas veces, cuando todo terminó y llegamos al aeropuerto, se empieza a pensar en esa conexión, a ver cómo estar en contacto periódico con nuestras raíces, a tratar de volver más seguido o a generar un lazo.

Hace tres meses recibí el pasaporte armenio y me convertí en ciudadana. Ese documento no fue más que materializar legalmente lo que vengo siendo desde aquel día en que decidí vivir en Armenia. Toda mi vida me la pasé diciendo que era armenia, en mis trabajos, en la Facultad, con la gente en general, explicando inagotablemente por qué lo era si había nacido en la Argentina. ¡La cantidad de veces que discutí para poder justificarlo! ¿Ser o no ser? ¿Qué somos? ¿Quién o qué lo define?Mary Anazonian Passport

Pero al obtener ese pequeño librito con mi fotito tuve la justificación. ¡Algo tan sencillo como ese pasaporte que dice "Nacionalidad Armenia"!. Ahora también lo dice la ley. Lo admite un gobierno, lo dice mi apellido, lo siente mi sangre y todo mi ser.

Mediante estas palabras deseo contar mi historia y compartir con ustedes un espacio a través del cual puedan recorrer conmigo un poquito de lo que se vive en Armenia.

IG @marianazonian.planning

Más leídas