SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Sábado 18 de Mayo - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Opinion - Luis Moreno Ocampo, exfiscal jefe de la Corte Penal Internacional
La Corte Penal Internacional, debería considerar una nueva petición sobre el genocidio armenio
12 de Mayo de 2024

En diciembre de 2023 se cumplió el 75º aniversario de la adopción de la Convención sobre el Genocidio . Y, sin embargo, aquí nos encontramos, en un momento en el que, a pesar del constante debate sobre el término, la comunidad internacional está fracasando estrepitosamente a la hora de abordar el problema.

Recién en los últimos meses de 2023, la Asesora Especial de la ONU para la Prevención del Genocidio, Alice Wairimu Nderitu, alertó al mundo sobre seis situaciones diferentes en las que existe riesgo de genocidio contra grupos étnicos. Mencionó los riesgos que afectan a los rohingya, el pueblo de Nagorno-Karabaj, los Tigray en Etiopía, los israelíes y palestinos y los masalit en Darfur. Dado que su mandato no le permite decir si realmente se cometió genocidio, esto es lo máximo que puede hacer.

Y ahora nos enfrentamos a otro: el mes pasado, el Centro para la Verdad y la Justicia (CFTJ), con sede en  California, solicitó a la Corte Penal Internacional (CPI), donde fui el primer fiscal jefe, que investigara al presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, por genocidio contra los armenios, y es una petición que la CPI debería considerar.

El desafío a la hora de fundamentar un genocidio a menudo radica en demostrar la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo designado. Por eso es notable el enorme expediente presentado a la CPI el 18 de abril por la jueza del Tribunal Superior del Condado de Orange, Gassia Apkarian, que representa al Centro para la Verdad y la Justicia. Presenta las constantes declaraciones hechas por Aliyev durante la última década, demostrando inequívocamente su intención de destruir a los armenios étnicos.

Para ser claros, no se trata sólo de la comunidad armenia en Nagorno-Karabaj, un enclave autónomo en disputa dentro de Azerbaiyán. La comunicación se centra en las diferentes formas de genocidio cometido contra los armenios en la propia Armenia.

Ya en abril de 2015, Aliyev publicó una declaración en el sitio web oficial del gobierno de Azerbaiyán, advirtiendo a los armenios étnicos: “Si no queréis morir, entonces salid de las tierras azerbaiyanas”. También ha deshumanizado repetidamente a los armenios étnicos, refiriéndose a ellos como “virus”, “ratas”, “perros”, “demonios”, “terroristas”, “fascistas”, “enemigos”, “usurpadores intrusos”, “bárbaros y vándalos”, al tiempo que fomenta la violencia contra ellos.

Para destruir diferentes grupos armenios que se encontraban en áreas de Armenia bajo ocupación ilegal azerbaiyana, creó condiciones calculadas para provocar la destrucción física de civiles y producir daño mental (como se define en el artículo 2c de la Convención sobre Genocidio), lo que a su vez condujo a su aniquilación ( Artículo 2b) y desplazamiento forzoso. Posteriormente, las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán lanzaron ataques militares para tomar el control de esas áreas, matando indiscriminadamente a civiles de etnia armenia que se negaron o no pudieron huir (artículo 2a).

En Nagorno-Karabaj, Aliyev implementó esta estrategia a la vista de la comunidad internacional.

Inicialmente, sus fuerzas armadas impusieron un bloqueo ilegal del corredor de Lachin, la única vía de acceso al mundo exterior, durante nueve meses, ignorando dos órdenes vinculantes de la Corte Internacional de Justicia, que advertía sobre el riesgo de genocidio contra los 120.000 armenios que vivían allí. 

Posteriormente, en septiembre de 2023, Aliyev lanzó una agresión militar ilegal, tomando el control del territorio y obligando a las personas de etnia armenia a huir.

Aliyev celebró ese desplazamiento forzado de personas de etnia armenia durante varios discursos televisados, declarando : "Dije que si no abandonan nuestras tierras por su propia voluntad, los ahuyentaremos como a perros, y lo estamos haciendo".

Sin embargo, el análisis jurídico de la juez Apkarian arroja nueva luz sobre hechos anteriores, al descubrir que se implementó una estrategia genocida similar en las provincias soberanas de Armenia de Gegarkunik, Syunik, Vayots Dzor y Ararat en mayo de 2021, lo que resultó en el desplazamiento forzoso e ilegal de al menos 3.000 personas de etnia armenia.

Es una amarga realidad que más de un siglo después del primer genocidio ampliamente reconocido de la era moderna, donde más de un millón de armenios fueron masacrados por los otomanos, los armenios sean nuevamente víctimas de genocidio. | Anthony Pizzoferrato/Middle East Images/AFP vía Getty Images

También consideró que las mujeres capturadas por las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán eran sistemáticamente seleccionadas para ser sometidas a brutalidades específicas de género, lo que provocaba daños mentales a toda la comunidad armenia.

En uno de los muchos incidentes ocurridos en 2022, la brigada “Yashma” de las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán compartió un video en las redes sociales que muestra a una mujer capturada, mutilada y asesinada, desnudada, con un ojo arrancado y reemplazado con una piedra, con las piernas cortadas. Le cortaron las orejas y le metieron un dedo amputado en la boca, mientras un soldado azerbaiyano le daba patadas. La documentación del CFTJ (Centro para la Verdad y la Justicia) revela que aproximadamente 20.000 usuarios azerbaiyanos descargaron algunas de las imágenes que mostraban a mujeres armenias torturadas en tan sólo un período de cinco días.

Hoy en día, la política genocida de Azerbaiyán sigue planteando una amenaza inminente también para otros armenios que residen dentro de las fronteras de Armenia. En 2023, Aliyev declaró: “La bandera de Azerbaiyán ondeó hoy en Karabaj. . . Hoy en día, la bandera de Azerbaiyán ondea en las montañas Zangezur. ¿Puede esa criatura parecida a un humano (los armenios étnicos) y sus semejantes acercarse a esas banderas? . . . Un día, tal vez se despierten y vean la bandera de Azerbaiyán sobre sus cabezas”.

Luego, el 9 de marzo de 2024, el viceprimer ministro Shahin Mustafayev exigió la entrega inmediata de las aldeas fronterizas Baganis Ayr, Aşagi Eskipara, Heyrimli y Kizilhacili por parte de Armenia, lo que condenaría trágicamente a sus residentes de etnia armenia a la misma suerte. Finalmente, se llegó a un acuerdo y Armenia accedió a devolver las cuatro aldeas.

Finalmente, el parlamento de Azerbaiyán confirmó su intención genocida hacia los armenios en Armenia al adoptar una resolución titulada “ Declaración sobre el regreso de los azerbaiyanos occidentales a su patria histórica ”, reclamando su soberanía sobre la totalidad del territorio armenio y marcando el primer genocidio adoptado por un parlamento.

Es una amarga realidad que más de un siglo después del primer genocidio ampliamente reconocido de la era moderna, donde más de un millón de armenios fueron masacrados por los otomanos, los armenios sean nuevamente víctimas de genocidio.

De hecho, poco después de la limpieza étnica en Nagorno-Karabaj, el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, visitó Azerbaiyán para mostrar su apoyo. Y los líderes políticos occidentales también parecen apoyar a Aliyev: la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, incluso ha llamado a Azerbaiyán un “socio crucial”.

Todo esto es un recordatorio aleccionador de lo poco que hemos aprendido de la historia y de lo vulnerables que todavía somos al mal. En 1932, Albert Einstein escribió a Sigmund Freud, argumentando que el nacionalismo extremo podría engendrar violencia a gran escala. Es hora de que el mundo también comprenda esto y cree nuevas estrategias para detener todo genocidio.

---------------------------------------------------

Artículo publicado en POLITICO 

 

Más leídas