SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Miércoles 29 de Mayo - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Opinion - Suren Sargsian, investigador, analista y experto en política exterior estadounidense.
¿Habrá algún 'corredor Syunik'?
19 de Febrero de 2024

La semana pasada, Ilham Aliyev ganó las elecciones presidenciales celebradas en Azerbaiyán. La victoria se le dio con bastante facilidad, sin ningún trastorno y continuará su presidencia en los próximos años. Ahora nada impide que Aliyev continúe con sus acciones agresivas contra Armenia. En particular, intentará dar vida al proyecto llamado “Corredor Syunik” (o “Corredor Zangezur”).

Este es un proyecto que el tándem turco-azerbaiyano tenía en mente desde el colapso de la URSS y, cualesquiera que sean las declaraciones oficiales ahora, cuesta creer que los dos países hayan cambiado sus prioridades geopolíticas. Turquía necesita este corredor para sus aspiraciones de unir y liderar el mundo turco, y Azerbaiyán necesita proporcionar una conexión directa con Najichevan.

Al mismo tiempo, la implementación de este proyecto también es necesaria para Rusia, porque la solución de las relaciones entre Armenia y Turquía y entre Armenia y Azerbaiyán significará que ya no tendrá sentido para Rusia tener una presencia militar en Artsaj (no hay armenios allí pero todavía hay tropas rusas) o en el territorio de Armenia contra Turquía (la base militar rusa en Gyumri). Por lo tanto, Rusia necesita este proyecto si quiere garantizar la seguridad del corredor, las rutas y las comunicaciones, así como su presencia militar física sobre el terreno. En realidad, se llegó a un acuerdo sobre la implementación de este proyecto con la declaración del 9 de noviembre de 2020 y se puede suponer que las autoridades armenias han dado su consentimiento al proyecto verbalmente, a pesar de que esa declaración es solo un trozo de papel. .

Cuando hablamos de actores externos, también debemos hablar de aquellos que se opondrán a este proyecto. Es importante comprender la posición de Irán que es inequívocamente negativa. Irán no querrá perder su posición de tránsito regional y, al mismo tiempo, no querrá perder ni remodelar su frontera exterior con Armenia, que le proporciona una salida a Georgia, el Mar Negro, etc.

Otro actor, son los Estados Unidos, que se opone a este proyecto porque la prioridad número uno de Washington es contener a Rusia, y con la implementación de este proyecto, Washington no podrá expulsar a Rusia de la región del Cáucaso Sur.

También es importante entender qué actor está preparado para implementar qué tipo de acciones u oponerse al proyecto. Es natural que el problema se resuelva militarmente para que las autoridades armenias puedan justificar lo sucedido en su propio país y el tándem turco-azerbaiyano también dé a Rusia una sólida oportunidad de trasladar sus tropas de Nagorno-Karabaj a Syunik y desplegarlas allí, como único garante de seguridad de los armenios.

En este escenario, todo puede parecer demasiado lógico. Pero también hay otro factor importante: el momento hábilmente elegido. El tiempo es crucial. Podría suceder cuando hay procesos preelectorales o postelectorales tensos en Estados Unidos y nadie en Washington está particularmente interesado en lo que está sucediendo en el Cáucaso Sur, tal como sucedió durante las elecciones de 2020.

Por supuesto, este no es el único escenario de desarrollo, pero por el momento parece el más posible, ante el cual Armenia no puede ser un obstáculo. Pero aquí, Irán y Estados Unidos, que sorprendentemente tienen intereses comunes en esta cuestión, pueden obstaculizar los planes de Azerbaiyán.

 

Más leídas