SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Miércoles 07 de Diciembre - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Opinion - En defensa de la soberanía de Armenia
Declaración del Consejo Supremo del Partido Demócrata Liberal Armenio
07 de Noviembre de 2022

La guerra de 2020 entre Armenia y Azerbaiyán tuvo un impacto perjudicial de proporciones históricas en el destino de Armenia. Las pérdidas humanas y territoriales fueron tan desalentadoras como el aislamiento producto de la indiferencia y el silencio de la comunidad internacional.

Los desarrollos regionales y globales después de la guerra crearon nuevos factores políticos y nuevas perspectivas para la diplomacia armenia.

El nuevo ataque de Azerbaiyán el 13 de septiembre de 2022 y su ocupación del territorio armenio en las regiones de Jermuk, Sotk, Vardenis y otras zonas fronterizas daban todos los indicios del inicio de una guerra total, que afortunadamente no llegó a materializarse, gracias a las advertencias de Estados Unidos, Francia y la Unión Europea, así como la postura positiva de la República Islámica de Irán.

Armenia es un aliado militar de Rusia y miembro de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (CSTO), que se suponía que debía defender a Armenia bajo las obligaciones del tratado defendiendo la soberanía y la integridad territorial de Armenia.

Dada la participación de Rusia en la guerra contra Ucrania, las autoridades armenias habrían entendido la grave situación de esta, pero la realidad fue que los miembros de la OTSC se apresuraron en felicitar a Azerbaiyán, que en teoría es un adversario de la OTSC, y en el caso de Bielorrusia, miembro de la OTSC, había proporcionado suministros militares a Azerbaiyán.

La postura más comprensiva de la comunidad internacional en general hacia Armenia ayudó a esta última a buscar un curso de acción más independiente. El cuestionamiento directo del Ministro de Relaciones Exteriores Ararat Mirzoian a su colega ruso Sergey Lavrov en Astana, así como la solicitud de rendición de cuentas de Nikol Pashinian al presidente Putin el 31 de octubre en la cumbre de Sochi con respecto a la implementación total de la declaración del 9 de noviembre (retorno de los prisioneros de guerra armenios, la evacuación de las zonas ocupadas de Armenia y la prevención de nuevos ataques) son nuevos indicios de que Armenia sigue una política exterior independiente.

Armenia es aliada de Rusia a través de varios tratados y relaciones históricas, y sería imprudente y dañino romper esos lazos militares y económicos en las difíciles condiciones actuales. Sin embargo, la incapacidad de los aliados de la CSTO para cumplir con sus obligaciones del tratado y, aún más, la animosidad de algunos de los miembros del tratado hacia Armenia, son causa suficiente para que Armenia decida romper con la membresía de la CSTO.

La membresía de Armenia en esa organización no ha sido justificada a pesar de que Armenia ha cumplido plenamente con sus obligaciones, particularmente cuando fue llamada a proporcionar un contingente militar cuando surgieron disturbios en el estado miembro de CSTO Kazajstán,

La membresía de Armenia en CSTO no solo es injustificada por la indiferencia de otros miembros, sino también porque esa membresía crea impedimentos políticos y legales para que Armenia busque aliados y asistencia militar en otros lugares del mercado internacional para defenderse.

El objetivo final de Armenia en esta peligrosa situación es lograr la autodefensa y el principal aliado de Armenia, Rusia, debe ser comprensivo con la búsqueda de Armenia de un nuevo rumbo político.

Boston, 3 de noviembre de 2022

 

 
 
Más leídas