SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Domingo 02 de Octubre - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Opinion - Edmond Y. Azadian
La política exterior multivectorial de Armenia: ¿confluencia o conflicto?
17 de Septiembre de 2022

Uno de los principales problemas que aquejan al establecimiento de la política exterior de Armenia ha sido el estancamiento de la diplomacia del país que lo lleva al aislamiento. Ciertamente, Armenia no tiene verdaderos amigos ni aliados de confianza, como lo demuestra la Guerra de los 44 Días.

La reciente oleada de iniciativas diplomáticas indica que Armenia está tratando de romper ese círculo de aislamiento; así, la visita del Primer Ministro Nikol Pashinian a Vladivostok para participar en el 7° Foro Económico Oriental, las consultas del Ministro de Relaciones Exteriores Ararat Mirzoian con su homólogo ruso Sergei Lavrov en Moscú, y la visita del Ministro de Defensa Suren Papikian al Pentágono, han inspirado cierta esperanza de que la comunidad internacional, finalmente, está iniciando alguna medida de cooperación. Pero es importante evaluar cada iniciativa para averiguar si está en sintonía con la agenda general de política exterior o si está en conflicto con las demás. De hecho, ¿hay una confluencia entre las políticas o un conflicto?

Se considera que la reunión de Pashinian con el presidente ruso Vladimir Putin en Vladivostok y la reunión de Mirzoian con Lavrov tienen un carácter ceremonial en el que la parte armenia glorifica las relaciones ruso-armenias y elogia en exceso el papel de las fuerzas rusas de mantenimiento de la paz en Karabaj, sin importar que la fuerza haya sido ineficaz en hacer cumplir una paz real en la región y prevenir la toma de posesión de tierras por parte de Azerbaiyán en Armenia y Karabakh, como, por ejemplo, Sev Lij en Armenia y Paruj y Kara-Kluj en Karabaj. Nuevamente, como vimos el 13 de septiembre, Rusia no impidió un ataque a gran escala de Azerbaiyán contra Armenia, sino que se atribuyó el mérito de haber alcanzado un alto el fuego.

La principal misión de paz que han llevado a cabo las fuerzas de paz rusas ha sido evacuar a la población armenia en Berdzor, Aghavno y Sus, zonas de Karabaj que ni siquiera debían ser entregadas a Azerbaiyán según la declaración trilateral del 9 de noviembre de 2020.

La visita de Papikian no fue del más alto nivel. Las visitas de los ministros de defensa armenios anteriores a Washington terminaron con una reunión con sus homólogos. Suren Papikian fue recibido en el Pentágono por el subsecretario de Defensa para Políticas de EE. UU., Colin Kahl, mientras que el secretario de Defensa, Lloyd Austin, permaneció inalcanzable.

La agenda de esta reunión estuvo compuesta por “discutir la situación de seguridad en Ucrania, los desafíos que enfrenta la paz y la estabilidad del Cáucaso Sur y las formas de fortalecer la cooperación de defensa entre Estados Unidos y Armenia”. Como podemos notar, no hubo avances, ni logros sustantivos en la reunión, sobre la cual el Ministerio de Defensa de Armenia comentó que Papikian y Kahl acordaron intensificar la cooperación bilateral en operaciones de mantenimiento de la paz, así como educación militar y medicina. Por supuesto, no se puede hablar de suministrar a Armenia ningún equipo militar, ya que Armenia es parte de un bloque militar de la competencia, la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (CSTO), encabezada por Rusia.

Aunque el ministro de defensa de Armenia regresó de Washington casi con las manos vacías, la reunión en sí fue suficiente para agitar algunas plumas en el Kremlin. Esta reunión, así como la cumbre del 30 de agosto en Bruselas entre el presidente de la Unión Europea, Charles Michel, Pashinian, y el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, enfurecieron tremendamente a Moscú. Se suponía que esa cumbre tendría lugar en Moscú, pero en el último minuto se trasladó a Bruselas, lo que casi hizo llorar a la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, cuando anunció que la paz entre Armenia y Azerbaiyán solo podría lograrse en Moscú y no en ningún otro lugar.

Uno de los comentaristas antirrusos más prominentes en Armenia, Hovsep Khurshudian, tiene una opinión completamente diferente sobre la visita de Papikian, interpretándola como, “el proceso de liberación de Armenia de la Federación Rusa ha comenzado y no puede ocurrir sin el apoyo de Occidente”.

Khurshudian abre una lata de gusanos al afirmar que Armenia tiene la intención de adquirir armas de fabricación occidental. También dice que "la eliminación de 'agentes' bajo la influencia rusa ya ha comenzado en las fuerzas armadas del país".

Durante mucho tiempo, la administración actual ha estado buscando formas de eludir la responsabilidad por la reciente derrota, así como de encontrar activamente chivos expiatorios. Una teoría que se presentó fue que las armas rusas en posesión de Armenia y la doctrina militar rusa habían demostrado ser ineficaces contra la maquinaria de guerra al estilo de la OTAN y la doctrina militar occidental adoptada por Turquía y Azerbaiyán.

De acuerdo con estos argumentos, los héroes militares de Karabaj, los generales Jalal Harutyunian y Mikael Arzumanian, han sido acusados ​​de mal manejo de la guerra y serán juzgados. Khurshudian, cuando se refiere a “agentes rusos”, se refiere a estos héroes y otros miembros militares del estado mayor que han sido entrenados en Moscú.

Rusia está tan profundamente arraigada en todas las facetas de la vida armenia, incluidas sus fuerzas armadas y su seguridad, que sería demasiado arriesgado buscar una liberación total y, por lo tanto, una confrontación con Moscú, particularmente a la sombra de las recientes derrotas rusas en Ucrania.

Otro aspecto que ha comenzado a preocupar a Bakú y Moscú es el papel más asertivo de EE. UU. en el Cáucaso, como lo demuestra el nombramiento de un diplomático de carrera de alto rango, Philip Reeker, como copresidente de EE. UU. de la Organización para la Seguridad de la Cooperación en Europa (OSCE) Grupo de Minsk. Además de servir como copresidente de EE. UU., Reeker se convertirá en el negociador principal de la delegación de EE. UU. en las Discusiones Internacionales de Ginebra.

Este nombramiento ha preocupado a Bakú, que ha advertido a EE. UU. contra la reanimación del Grupo de Minsk de la OSCE, insistiendo en que el estatus de Karabaj se ha determinado por la fuerza en la guerra de 2020. En este tema, Moscú está en sintonía con Bakú, considerando moribundo el proceso de la OSCE, mientras que la única esperanza para el pueblo de Karabaj está en la implementación de los principios de la OSCE, lo que eventualmente incluirá una reprimenda a Azerbaiyán por haber violado uno de los tres principios de el Acta Final de Helsinki, que prohíbe la resolución de cualquier conflicto mediante el uso de la fuerza.

Aunque la diplomacia de Armenia parece estar en movimiento, a juzgar por los resultados, los diplomáticos solo han estado dando vueltas.

Al momento de escribir este artículo, las fuerzas azerbaiyanas lanzaron un ataque de cuatro frentes contra el territorio soberano de Armenia, apuntando a las regiones de Sotk, Kapan, Jermuk y Vardenis, cobrando al menos 49 víctimas y muchos más heridos.

Supuestamente, Azerbaiyán está realizando negociaciones con Armenia para alcanzar el objetivo de firmar un tratado de paz, pero este ataque sorpresa es una señal de impaciencia y determinación de firmar ese tratado en sus propios términos, comprometiendo la integridad territorial y la soberanía de Armenia.

El silencio cínico de Rusia indica que no es un espectador inocente. En cambio, ha alentado tácitamente a Azerbaiyán a obligar a Armenia a pedir ayuda a Moscú en lugar de a Washington, donde visitó Papikian y que disgustó a los políticos del Kremlin.

Muchas voces internacionales han llamado a la moderación, incluidas la Unión Europea, la OTAN y el Departamento de Estado de los EE. UU., pero ninguna de ellas ha hecho distinción alguna entre el agresor y la víctima. Irónicamente, la única condena unilateral provino del Sr. Çavuşoğlu, quien culpó a Armenia por el conflicto.

La Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, CSTO, de la cual Armenia es miembro, celebró una reunión de emergencia y prometió publicar sus conclusiones después de las deliberaciones, mientras Armenia cuenta sus muertos.

Este escritor se reunió con el ex presidente, Levon Ter-Petrosian, el 12 de septiembre, antes del ataque más reciente, para conocer su opinión sobre la situación actual. Parecía completamente devastado. No se anduvo con rodeos al criticar tanto al gobierno actual como a los líderes de la oposición, responsabilizándolos por el lío actual.

Cuando se le preguntó cómo estaba, su respuesta fue: “¿Hay algún armenio en algún lugar del mundo que esté bien en este momento?”.

Eso lo dice todo.

Más leídas