SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Miércoles 06 de Julio - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Opinion - Benyamin Poghosian
Movimiento de protesta en Armenia y etapa actual del proceso de solución del conflicto de Nagorno Karabaj
05 de Mayo de 2022

El discurso del 13 de abril del primer ministro Nikol Pashinyan en el parlamento conmocionó a la sociedad de Armenia, la autoproclamada República de Nagorno Karabaj y la diáspora armenia. La declaración de Pashinyan de que la comunidad internacional ofrece a Armenia reducir el umbral del estatus de Nagorno Karabaj fue percibida por muchos como una pista apenas velada de que Armenia debería aceptar el estatus autónomo de Karabaj dentro de Azerbaiyán. 

El primer ministro no proporcionó detalles sobre lo que significa ese umbral reducido y quiénes son esos misteriosos actores entre la comunidad internacional, que brindaron este consejo a Armenia.

Dado que la declaración de Pashinyan se produjo solo una semana después de que se reuniera con el presidente Aliyev en Bruselas, facilitada por el presidente del Consejo Europeo, muchos creen que la fuente de este consejo es Occidente. o al menos la Unión Europea. Algunos argumentan que Rusia está detrás de estos desarrollos, mientras que otros afirman que existe un enfoque acordado entre Rusia y Occidente. Independientemente de quién sugirió a Armenia que bajara el umbral para el estatus de Karabaj y por qué, ese discurso desencadenó una reacción negativa significativa en la parte políticamente activa de la sociedad dentro y fuera de Armenia.

Muchos fuera de Armenia percibieron los resultados de las elecciones parlamentarias anticipadas de junio de 2021 como una prueba de que la mayoría de la población armenia está cansada de Nagorno Karabaj, o al menos es indiferente al futuro de Karabaj. La sabiduría convencional detrás de esta narrativa fue el argumento de que si la mayoría votó por el líder que perdió la guerra, la principal preocupación para ellos fueron los temas relacionados con el desarrollo socioeconómico de Armenia. Por lo tanto, esa parte de la sociedad aceptará en silencio los futuros reveses en Karabaj, incluido el reconocimiento de Karabaj como parte de Azerbaiyán y la rápida transformación de Karabaj en otra Najichevan después.

Sin embargo, esta percepción tiene poco en común con la realidad. Muchos votaron por Pashinian en junio de 2021 no porque estuvieran contentos con los resultados de la guerra de 2020, sino porque odiaban menos a Pashinian que a sus principales oponentes: el segundo y tercer presidente de Armenia. Si otros actores hubieran liderado la oposición durante las elecciones, probablemente Pashinian terminaría primero pero no podría obtener más del 50 por ciento de los votos. Por lo tanto, durante la campaña electoral, Pashinian planteó la idea de una “secesión reparadora” como base de su política sobre el conflicto de Karabaj y nunca habló sobre la posibilidad de reconocer a Nagorno Karabaj como parte de Azerbaiyán.

Casi inmediatamente después del discurso de Pashinian, la oposición declaró su intención de iniciar movimientos de protesta continuos. El primer paso lo dio Artur Vanetsian, el primer director posrevolucionario del servicio de Seguridad Nacional de Armenia. Se convirtió en un héroe en la lucha contra la corrupción durante el primer año del gobierno de Pashinian, pero dejó su cargo en septiembre de 2019. Estableció un partido político, "Patria", y entró al parlamento en las elecciones de junio de 2021, aliándose con el exgobernante del partido republicano, encabezado por el tercer presidente de Armenia. Vanetsian inició una huelga de hambre el 17 de abril.

El Partido Republicano y la Federación Revolucionaria Armenia, un partido de oposición que ingresó al parlamento en cooperación con el tercer presidente de Armenia, Robert Kocharian, se unieron a las protestas y organizaron mítines diarios en Ereván y en las regiones de Armenia. También entraron en escena otras iniciativas y movimientos que no tienen relación con las autoridades anteriores y que surgieron después de la guerra de Karabaj de 2020. La oposición, que se autodenominó “movimiento de resistencia”, organizó una gran manifestación el 1 de mayo y lanzó acciones de desobediencia civil el 2 de mayo. La mañana del 2 de mayo de 2022 en Ereván se parecía a los días de abril de 2018, ya que los manifestantes bloqueaban las calles, mientras la policía los dispersaba y los arrestaba llevándolos a las comisarías.

Las protestas aún no amenazan directamente el gobierno de Pashinian. Sin embargo, Pashinian solo insinuó que podría reconocer a Nagorno Karabaj como parte de Azerbaiyán, mientras que en los últimos días buscó cambiar su retórica. Durante la sesión conjunta de los gobiernos de Armenia y la República de Nagorno Karabaj celebrada en Ereván el 29 de abril, Pashinian declaró que nada se negociaría ni implementaría en secreto sobre Nagorno Karabaj.

El movimiento de protesta, que comenzó en Armenia después del discurso de Pashinyan del 13 de abril, prueba una cosa. La mayoría de la parte políticamente activa de la sociedad armenia, no acepta ni aceptará ninguna solución que haga de Nagorno Karabaj parte de Azerbaiyán, bajo ninguna circunstancia o garantía. Cualquier esfuerzo de los actores internacionales, ya sea Rusia, la UE o los EE. UU., para convencer al gobierno armenio de aceptar tal solución inevitablemente desencadenará la desestabilización política en Armenia. Estos desarrollos solo harán que el sur del Cáucaso sea más inestable y aumenten la probabilidad de una escalada militar, creando otro punto crítico en el espacio postsoviético.

Benyamin Poghosian es presidente del Centro de Estudios Políticos y Económicos Estratégicos de Ereván.

armenian mirror

Más leídas