SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Martes 19 de Octubre - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Opinion - Michael Rubin:
Aliyev se está convirtiendo en Saddam Hussein
11 de Octubre de 2021

A finales de septiembre, Michael Rubin, investigador principal del American Enterprise Institute, escribió un artículo Nagorno-Karabaj: un año del fracaso de Estados Unidos en el sur del Cáucaso .

Michael Rubin trabajó anteriormente en la Oficina del Secretario de Defensa de Estados Unidos, donde fue asesor personal para Irán e Irak (2002-04) y se desempeñó como asesor político de la Autoridad Provisional de la Coalición en Bagdad (2003-04).

Mediamax habló con Michael Rubin.

Lo más probable es que la inteligencia estadounidense estuviera al tanto de la intención de Azerbaiyán y Turquía de iniciar una guerra en septiembre de 2020. ¿Tenía la parte estadounidense oportunidades reales para evitar esta guerra?

El Congreso nunca ha confirmado si la inteligencia estadounidense estaba al tanto de la intención de Azerbaiyán y Turquía de iniciar una guerra. Creo que es más probable que haya habido una falla de inteligencia en lugar de una decisión deliberada de ignorar un ataque pendiente. Sin embargo, si la parte estadounidense tuviera conocimiento previo, el simple hecho de exponerlo de antemano podría haber evitado el ataque. Después de todo, Turquía y Azerbaiyán lanzaron un ataque sorpresa; Si Armenia y Artsaj lo hubieran sabido de antemano, podrían haber tomado medidas para prevenir o mitigar el ataque.

¿Qué pudo hacer Estados Unidos después de que estalló la guerra para detenerla lo antes posible pero no lo hizo?

Los drones fueron decisivos en la guerra. Estados Unidos podría haber ayudado con la tecnología de contra-drones pero, de manera realista, la relación de defensa de Armenia con Rusia impide el intercambio de tecnología tan sensible. Ciertamente, Estados Unidos podría haber sancionado a Turquía y Azerbaiyán. Estas serían sanciones más lentas que funcionan: Erdogan está lleno de fanfarronadas pero, cuando Trump impuso sanciones, liberó al pastor Andrew Brunson, un rehén estadounidense que Erdogan ha capturado.

Durante décadas, los representantes de Estados Unidos y Rusia dijeron que, a pesar de las diferencias sobre muchos temas de política internacional, la copresidencia del Grupo de Minsk de la OSCE era el formato en el que realmente cooperaban de manera eficaz. ¿Cuán sinceras fueron estas garantías?

Evidentemente, Washington fue más sincero que Moscú, ya que Rusia derogó unilateralmente sus acuerdos. Dicho esto, si bien el Grupo de Minsk se fundó con buenas intenciones y ha habido algunos avances en los últimos años, no era un foco importante de la política estadounidense. Mientras que Rusia y Francia nombraron embajadores como sus copresidentes, Estados Unidos nombró a un diplomático de menor rango.

¿El formato de la copresidencia del Grupo de Minsk de la OSCE sigue siendo un instrumento capaz, o más bien funciona por inercia y tarde o temprano perderá su significado?

Yo diría que su significado se perdió el año pasado.

Hay fuerzas en Ereván que creen que, a pesar de la creciente dependencia de Rusia, Armenia debería hacer esfuerzos para construir relaciones con Estados Unidos. Pero, ¿tiene la parte estadounidense la intención de fortalecer las relaciones con Armenia? ¿Cuál puede ser el atractivo de Armenia?

No hay ninguna razón por la que Armenia no pueda tener buenas relaciones tanto con Estados Unidos como con Rusia, al igual que Kazajstán y Egipto. Si bien muchos en los EE. UU. Sospechan de los vínculos de Armenia con Rusia e Irán, Armenia debería responder señalando que estos son necesariamente debido al bloqueo turco-azerbaiyano. No hay ninguna razón por la que Estados Unidos no deba presionar para que se levante el bloqueo ilegal turco y azerí de Armenia. Armenia también puede hacer que sus lazos de diáspora con el Reino Unido, Irán y Rusia se conviertan en activos y se comercialicen como un centro para la diplomacia.

Concluye su artículo con un llamado a imponer sanciones contra el régimen de Ilham Aliyev. Pero, ¿por qué imponer sanciones a un presidente que, aparentemente, conviene a todos: Rusia, Estados Unidos y los europeos, que hoy, más que nunca, necesitan proveedores de energías alternativas?

Recuerde, Estados Unidos no obtiene su energía del Medio Oriente y mucho menos de Azerbaiyán; las nuestras las obtenemos de Alaska, el Golfo de México o Brasil. Azerbaiyán no es tan importante como cree, especialmente con el desarrollo de los campos del Mediterráneo oriental. Sin embargo, el problema no es realmente económico: es que Aliyev se está convirtiendo en Saddam Hussein. British Petroleum y Londres pueden tener su propia política, pero Estados Unidos debería ver las señales de advertencia y retirarse de sus vínculos antes de desencadenar una cascada de eventos que desestabilizarían a toda la región.

Más leídas