SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Martes 19 de Octubre - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Opinion - Independencia de Armenia
21 de septiembre 1991-2021
21 de Septiembre de 2021

   

Hace 30 años, el 21 de septiembre de 1991, Armenia se declara Estado Independiente.

Adopta los símbolos patrios propios del nuevo Estado, la bandera tricolor, roja, azul y dziranakuin, el color del damasco, su escudo, con un águila y un león sosteniendo los escudos de las históricas dinastías armenias, Pakraduní, Ardashesian, Arshaguní y Rupenian, con el monte Ararat y el Arca de Noé, con la pluma, que representa el intelecto, las espigas, el trabajo fecundo y, las cadenas rotas, la libertad e independencia. Armenia hace oír su himno nacional, Mer Hairenik, Nuestra Patria, y al poco tiempo, declara su Constitución.

Este pueblo cuya presencia se remonta al siglo II A.C., cuya génesis se identifica en las tierras donde descansó el Arca de Noé, con una superficie de 29743 km2, dotado de un rico patrimonio cultural, evangelizado por los apóstoles  San Tadeo y San Bartolomé, que fuera la primera nación en adoptar el cristianismo como religión oficial de Estado en el 301 y que obtuviera el triste honor de sufrir el primer genocidio del siglo XX, en manos del imperio otomano con la pérdida de 1.500.000 almas…, creyendo en su capacidad de resurgir de entre las cenizas, de volver a creer en la libertad, de confiar en su fortaleza, y de no olvidar ni una sola vez la sangre derramada, se irguió una vez más, dejó sus diferencias y se proclamó independiente, porque confió en el futuro y supo que lograría su desarrollo e integración en el concierto de las naciones del mundo.

Armenia como estado independiente padeció las consecuencias de su decisión durante los primeros años, no faltaron trabas y sinsabores, sin embargo con la ayuda de la enorme diáspora armenia, y la propia determinación de ese ser armenio que no admite bajar los brazos y darse por vencido, el joven estado se encaminó hacia el progreso.

En la historia de un país, treinta años son solo unas líneas en un libro de historia, sin embargo, los treinta años de la independencia de Armenia, escribirán hitos y sucesos que solo nuestro pueblo sabe y puede superar.

Creemos en nuestra Armenia, creemos en la democracia y la libertad.

Superaremos todos y cada uno de los obstáculos y nos erigiremos como una Nación pequeña por su superficie pero enorme por su capacidad y potencial.

Felices 30 años Armenia!!!

Más leídas