SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Miércoles 01 de Diciembre - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Opinion - Guerra en artsaj
Los mitos que reemplazaron la realidad
25 de Enero de 2021

Tras el cese de las hostilidades en Karabaj, ha comenzado una etapa de ajuste de cuentas en la sociedad armenia.

Periodistas y expertos han planteado distintas explicaciones para intentar dar respuesta a las preguntas de: ¿qué pasó y por qué?

Analista, experto en el conflicto de Karabaj Tatul Hakobian

Tatul Akobian cree que la guerra de 44 días ha desmentido cinco mitos arraigados en la sociedad armenia. Fue su propaganda a nivel oficial lo que embotó la vigilancia del público, dice el periodista.

Tatul HakobyanEl primer mito que llevó a la derrota fue la posibilidad de mantener el status quo para siempre:

“El mito del status quo recibió su primer golpe durante la escalada de abril de 2016. Parecía que Azerbaiyán estaba tratando de probar la fuerza de la línea del frente de combate. No tuvieron mucho éxito, capturaron varios cientos de hectáreas de territorio y alrededor de un par de docenas de fortalezas, pero descubrieron que la línea de defensa armenia no era inexpugnable.

En los primeros días de la guerra en septiembre de 2020, el lado azerbaiyano logró abrirse paso en dirección a Horadiz. Las fuerzas armenias libraron batallas defensivas cerca del embalse de Khudaferin, aunque con grandes pérdidas, y el enemigo cubrió 50 kilómetros desde el embalse hasta la frontera de Meghri en unas pocas horas sin encontrar resistencia ”.

El segundo mito trata sobre la invencibilidad del ejército armenio:

“Nunca ha habido ni hay ejércitos invencibles en el mundo. El mito de la invencibilidad del ejército armenio nació después de la victoria en la guerra de 1991-1994. Entonces no fue el ejército regular el que ganó, sino la asociación militar creada a raíz del movimiento voluntario de muchos grupos.

Esta victoria se logró debido a una serie de circunstancias, incluida la lucha sin miedo de los voluntarios armenios y los aldeanos de Karabaj, pero también gracias al caos político interno y la lucha por el poder dentro de Azerbaiyán en esos años.

Hoy tengamos en cuenta varios factores objetivos:

  • era imposible derrotar a Azerbaiyán con el apoyo de Turquía con formaciones voluntarias, ya que de hecho el ejército del siglo XX luchó con el ejército del siglo XXI;
  • Armenia y NK, con una población total de tres millones de personas, lucharon contra Azerbaiyán con una población de 10 millones, y Turquía, que tiene una población de 80 millones.

La parte armenia fue derrotada porque las fuerzas eran desiguales. Azerbaiyán, con la ayuda de Turquía, mercenarios terroristas y drones israelíes, logró desde los primeros días de la ofensiva lograr una ventaja y preservarla hasta el momento en que, con la mediación de Rusia, se detuvieron las hostilidades.

La parte armenia resultó inferior a Azerbaiyán en términos de armas, fuerza humana, preparación y responsabilidad de la dirección. Esta es la amarga verdad, aunque algunos círculos ya han comenzado a difundir mentiras y buscar a los culpables y traidores ”.

El tercer mito fue formulado en la nueva doctrina militar de Armenia - 'nueva guerra - nuevos territorios '

“Esta arrogante declaración fue puesta en circulación por el ministro de Defensa armenio, David Tonoian.

Soldados, milicias y reservistas armenios se burlaron de Tonoian en las trincheras, diciendo que al final tenía razón, solo había que cambiar los nombres de los países. En la nueva guerra, Azerbaiyán conquistó nuevos territorios: más de 8.000 kilómetros cuadrados ”.

El cuarto mito se refiere a las opiniones de la parte armenia sobre las intenciones del enemigo: "Azerbaiyán no iniciará una guerra":

“A pesar de que este mito se debilitó en cierta medida después de la guerra de abril de 2016, continuó vivo y relajó la vigilancia.

De hecho, la guerra era inevitable y era importante darse cuenta y tomar las medidas adecuadas, lo que no hicieron. Además, esta guerra catastrófica podría haberse evitado si en el otoño de 1997 se hubiera adoptado una solución por etapas, en la que la NKAO y toda la región de Lachin, es decir, Artsaj con un área de más de 6.000 km², tuvieran el derecho votar y vetar.

Es decir, el doble de lo que tenemos ahora. En ese entonces, fuimos los ganadores y dictamos las condiciones, pero hoy, agachando la cabeza, firmamos el documento que nos pusieron delante y aceptamos todas o casi todas las condiciones de Azerbaiyán.

Todo esto podría haberse evitado si en 1998 Vazgen Sargsian, entonces ministro de Defensa de Armenia, Robert Kocharian ,Primer Ministro de Armenia, Serzh Sargsian, mnistro de Seguridad Nacional e Interior de Armenia y Samvel Babaian Comandante del Ejército de Defensa de Artsaj, no hubieran llevado a cabo un "golpe" de gobirerno  con el pretexto de salvar Artsaj tomando el poder en Armenia.

El quinto mito se refiere a la economía: Armenia puede desarrollarse con fronteras cerradas, sin concesiones:

“Este mito fue apoyado no sólo por individuos, sino también por fuerzas políticas, y se basaron en él como parte de su campaña electoral. Aunque este pensamiento no tiene nada que ver con la realidad ”.

Conclusión:

“Hubo muchos actos heroicos y demostraciones de lealtad en esta guerra patriótica, tanto por parte de soldados de 18 años como de reservistas y oficiales, pero al final, el lado armenio fue derrotado.

En 44 días, la parte armenia perdió territorialmente Fizuli, Jebrail, Zangelan, Gubatly, parte de Lachin, así como Hadrut y Shushi, en el territorio de la antigua Nagorno-Karabaj.

Azerbaiyán recibió tres distritos más, Agdam, Kelbajar y Lachin, según el documento firmado por Nikol Pashinian, Ilham Aliyev y Vladimir Putin.

Las pérdidas humanas son inconmensurables. Esta es una tragedia nacional, un desastre.

Además, esta es la segunda derrota más grande en los últimos 100 años, después de la pérdida de Kars en la guerra armenio-turca de 1920. En aquella oportunidad, las autoridades armenias, representadas por la Federación Revolucionaria Armenia, Tashnaktsutyun, perdieron unos 30 mil kilómetros cuadrados de sus tierras natales. Muy pronto tuvo lugar la sovietización y Armenia perdió su independencia.

Hoy,Artsaj y Armenia, donde Mis Pasos está en el poder, liderado por Nikol Pashinian, han perdido cerca de 8 mil km², que el pueblo armenio conquistó en 1991-1994 durante 1000 días de guerra, habiendo perdido 6000 personas.

Calculamos mal nuestra fuerza. No nos guiaron las oportunidades que se nos presentaron, sino nuestros deseos, y tuvimos otra catástrofe ".

Reportaje de Sona Martirosian, Erevan, Armenia

Más leídas