SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Sábado 18 de Mayo - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Iglesia - Karekín II, Katolikós de Todos los Armenios
Que nuestro pueblo supere con honor las calamidades que nos han aquejado
09 de Mayo de 2024

Con la inspiración del pasado victorioso y la esperanza de un futuro brillante, pero también con sentimientos de dolor, hoy celebramos el Día de la Victoria y la Paz, el día de la victoria en la Gran Guerra Patria, el aniversario de la liberación de Shushi y la creación. del Ejército de Defensa de Artsaj.

El Katolikós de Todos los Armenios, Karekín II, pronunció su discurso con motivo del Día de la Victoria.

"Este año, por una coincidencia simbólica, nuestra Santa Iglesia Apostólica también celebra la Ascensión de nuestro Señor y Salvador Jesucristo y el día conmemorativo del restablecimiento de la Sede Patriarcal en Santa Etchmiadzin. Con la coincidencia de estas importantes fiestas nacionales, estatales y eclesiásticas, el 9 de mayo se completa el concilio de la victoria.

Hoy, nuestro país y nuestro pueblo se enfrentan a duras pruebas ontológicas.

Artsaj, que fue liberada a costa de interminables penurias y sacrificios, está ocupada y despoblada, nuestros santuarios y tumbas están abandonados y destruidos. Las fronteras de Armenia están en peligro y las vidas de nuestros pueblos nativos están amenazadas, nuestra paz se ha perdido y nuestra dignidad nacional está herida.

En medio de pérdidas dolorosas y derrotas amargas, volvemos a la Fuente de la Vida, al Dios Compasivo, que nos bendijo con la gracia de la vida y la permanencia, y nos inspiró diciendo: "Tened ánimo, porque yo he vencido al mundo" (Juan 16:33). Somos herederos de un pueblo que, en la lucha contra la muerte y el sufrimiento, nunca perdió la fe en Dios, se mantuvo fiel a sus valores espirituales-nacionales y no renunció a su identidad. Somos descendientes de nuestros heroicos antepasados, cuyas gloriosas hazañas fortalecieron e iluminaron la nación y la patria, la educación, la ciencia y la cultura. En 1441, nuestros padres transfirieron la sede patriarcal armenia a San Etchmiadzin para mantener viva la preciada visión de reconstruir la patria y restaurar la condición de Estado armenio.

San Etchmiadzin, fundado en Cristo, es el hogar espiritual de todos los armenios, la forja de la creación de un Estado armenio independiente, el símbolo de las victorias y la permanencia de nuestro pueblo, y el portador de la antorcha y guardián de nuestra prístina identidad nacional. La visión de San Etchmiadzin sigue siendo el potencial espiritual y la fuente de victorias incluso hoy. Victoria contra las pruebas, victoria en la lucha por la identidad y la dignidad, victoria en la lealtad a la patria y a los valores sagrados. Nuestras victorias no llevan el sello de la enemistad y el odio, del deseo maligno de degradar la dignidad de los demás, violar las santidades y destruir la identidad. Nuestras victorias fortalecen la voluntad y la determinación de lograr la paz, mantener a nuestro pueblo seguro y restablecer el amor y la solidaridad nacionales.

Querido pueblo piadoso, Nuestros corazones están conmovidos por las mismas inquietudes y dolores que agitan las almas de Nuestros hijos en todo el mundo, preocupados por los difíciles desafíos de la Patria. Los participantes del movimiento civil "Tavush por la Patria" también alzan su voz de protesta con estas preocupaciones. Es nuestro deseo que los problemas existentes se resuelvan lo antes posible y nuestro pueblo supere con honor las calamidades que nos han afligido. Ahora, armémonos de esperanza y optimismo, no desfallezcamos ante las dificultades, recordemos las hazañas de nuestros antepasados, sacudámonos de encima los sentimientos destructivos del miedo y la indiferencia, estemos unidos. Unámonos en torno a la brillante idea de un Estado armenio independiente, para hacer imparable el rumbo de nuestro pueblo hacia los nuevos horizontes de nuestro brillante futuro con la bendición de Dios.

Oremos juntos para que Dios conceda paz al mundo entero, mantenga a nuestra patria y nación alejadas de nuevas pérdidas y desastres, y conceda vida segura y éxito creativo hoy y siempre bajo la protección de Su Santa Diestra", afirmó.

Más leídas