SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Miércoles 29 de Mayo - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Iglesia - Santísima Virgen María
8 de septiembre, cumpleaños de la madre de Jesús
08 de Septiembre de 2023

La Iglesia Apostólica Armenia celebra hoy el cumpleaños de la Santísima Virgen María.

El nacimiento de la Virgen no se describe en la Biblia, nos fue transmitido por la sagrada tradición de la Iglesia. Los padres de la virgen, Joaquín y Anna, no tuvieron hijos durante mucho tiempo, porque esta última era estéril. Y un día, cuando Anna baja al jardín a orar, de repente aparece el ángel del Señor y le anuncia que tendrá un hijo, al que todas las naciones bendecirán. Anna agradece a Dios por escuchar sus oraciones y tener piedad de ella. Ella promete dedicar su hijo a Dios. Esta misma visión también se le aparece a Joaquín, anunciándole la buena nueva. El padre de la Virgen también da gloria al Altísimo por recibir ese gran favor.

Anna queda embarazada, tiene una hija, que se llama Mariam (María), es decir, la iluminada. Ella fue la elegida a quien Dios honró como Madre de Dios por sus virtudes y méritos. La Virgen sufrió por su Hijo, pero nunca se rebeló ni se opuso a Dios, consciente de la importancia de la misión que le había confiado el Altísimo. Ella es la encarnación de una madre virtuosa y fiel, guardiana de la santidad familiar. La Iglesia Armenia siempre celebra el cumpleaños de la Madre de Dios el 8 de septiembre.

"Él enseñó a Jesús a caminar, a orar, a asearse, a hacer todo lo que hace que la vida humana sea tan hermosa. Y hoy sigue haciendo lo mismo. Él siempre está dispuesto a ayudarnos y enseñarnos a amar a Jesús, a tocarlo, a verlo, a conocerlo bajo la imagen del enfermo y del necesitado, a servirle. El, se abandonó a sí mismo, se vació y Dios lo llenó de gracia. Estaba lleno de la gracia de Dios, y eso significa que estaba lleno de Dios. Estaba lleno de Dios porque vivía sólo para Él. Vivamos así." (Madre Teresa)

Más leídas