SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Jueves 24 de Junio - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Iglesia - Comunicado del Clero
Santa Sede de Etchmiadzin
29 de Mayo de 2021

Los participantes de la reunión anual sacerdotal convocada en la Santa Sede de Etchmiadzin dieron a conocer la siguiente declaración:

El 26 de mayo, en la Santa Sede de  Etchmiadzin,  como conclusión de la reunión presidida por SS  Karekin II, el  Patriarca Supremo y Catolicós de todos los armenios, hacemos la siguiente  declaración.

"Nosotros, la Congregación de la Santa  Sede de  Etchmiadzin, los sacerdotes que sirvimos en las diócesis de Armenia y Artsaj, los Coroneles del Liderazgo Espiritual de las Fuerzas Armadas de la RA, Su Santidad Karekin II, Patriarca Supremo y Catolicós de todos los armenios, se reunió el 26 de mayo para una reunión anual de sacerdotes en Holy Etchmiadzin.

- En el Monasterio de St. Gayane rezamos juntos hace 103 años, durante las heroicas batallas de mayo, por la protección de nuestra identidad nacional, los héroes que lucharon por la vida libre e independiente de nuestro pueblo, así como los armenios asesinados en la Segunda Guerra Mundial, la guerra de Artsaj, los desaparecidos, cautivos y heridos, por las familias desplazadas de Artsaj. Oramos para recordar a nuestros queridos hermanos que derramaron su sangre "por nuestro país y por nuestra fe".

Rogamos a Dios por, Armenia,  por Artsaj, por la seguridad  del mundo, por la paz, por la vida pacífica de nuestra gente en todo el mundo.

- Refiriéndonos a la difícil situación en Armenia debido a la guerra de Artsaj, la situación actual en Artsaj, los problemas actuales, expresamos nuestra preocupación por la  indeseable atmósfera en la patria y la profundización de la crisis política. Vemos la consolidación de todo nuestro potencial nacional para superar con dignidad los desafíos externos e internos, estabilizar la situación, orientar la visión de la patria en las condiciones actuales y promover su desarrollo.

- Condenamos el hecho de que, contrariamente a los compromisos asumidos en la declaración tripartita del 10 de noviembre, las normas del derecho internacional humanitario, Azerbaiyán, continuando con su política inhumana e injustificada, no libera a los prisioneros de guerra armenios, los tortura y humilla.

- Condenamos  la pérdida del patrimonio histórico y cultural armenio en los territorios bajo el control de Azerbaiyán. Tanto durante la guerra como en el período de posguerra, se registraron hechos de ataques, profanación y destrucción de santuarios armenios. Además, las autoridades azerbaiyanas  estableciendo una agenda falsa sobre el patrimonio sagrado armenio, nos desafían atribuyéndola a la minoría cristiana Udi, presentando a esta última como la dueña legítima del patrimonio religioso y cultural de la antigua Aghvank.

- Estamos profundamente preocupados por la situación en Gegharkunik, la situación en Syunik, las intrusiones de las fuerzas armadas azerbaiyanas en las provocaciones, que son una amenaza directa para la seguridad de nuestra patria y  los asentamientos fronterizos. Lamentablemente ayer tuvimos una víctima como consecuencia de los disparos realizados en dirección a nuestras posiciones. Expresamos nuestro apoyo a nuestros valientes hermanos en la frontera, exhortamos a las Fuerzas Armadas de la RA,  a las estructuras estatales de mayor nivel a tomar las medidas adecuadas para garantizar la integridad territorial y soberanía de nuestro país. También pedimos a la comunidad internacional que tome medidas para prevenir las acciones de provocación de Azerbaiyán, que está tratando de involucrar a la región en una nueva guerra. No hay alternativa a la paz, por esa paz se ha derramado la sangre de los hijos de nuestro pueblo. Sin embargo, la paz no puede convertirse en una realidad estable en condiciones de justicia y violación de derechos.

- La Iglesia armenia, como institución solidaria dedicada a la presencia centenaria en la vida de nuestra nación, apreciada por la experiencia histórica, sigue siendo responsable del pueblo armenio que le ha confiado Dios, la patria libre e independiente que ama, así ha sido por siglos. Esta responsabilidad nos da la fuerza para seguir diligentemente  y encontar la solución de los problemas que enfrenta la patria, identificándolos  y ayudando a   superarlos. 

Para superar la derrota en la guerra, el clima de desconfianza en la sociedad, se realizarán nuevas elecciones parlamentarias en nuestro país.

 En estas condiciones, es nuestro deber sagrado fortalecer más que nunca nuestros valores nacionales, para que en esta campaña electoral política no haya situaciones que resulten inapropiadas para el pueblo cristiano, generando nuevos choques, fracasos, divisiones y derrotas en nuestra vida nacional.

La desunión es la madre de todos los males.

Absteniéndonos de todo tipo de intereses partidistas, instamos a nuestro pueblo a desterrar el odio y la intolerancia, la enemistad y la venganza, no sucumbir a los efectos del engaño y la injusticia, sino a vestirse con justicia, sentido común y un sentido de responsabilidad personal por el futuro, con la conciencia tranquila.

En este fatídico hito en la historia de Armenia es cuando nuestro pueblo está siendo probado․

No tenemos derecho a pecar por  indiferencia hacia nuestra patria, perseveramos por la conciencia de libertad, por el  futuro de nuestra nación.

Oramos para que Dios Todopoderoso, con Su misericordia, preserve la unidad de nuestra nación y proporcione sabiduría, para que, de acuerdo con el deseo del Patriarca de Todos los Armenios, se forme un gobierno patriótico,  profesional y basado en valores nacionales en un futuro próximo.

Para nuestra patria, para garantizar la seguridad de la patria, resguardar nuestros derechos nacionales, garantizando una vida digna y el desarrollo de nuestro pueblo en Armenia y Artsaj.

 

Más leídas