SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Sábado 04 de Febrero - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Diáspora - Petición publicada por Le Figaró
Más de 200 intelectuales franceses expresan su apoyo al pueblo de Artsaj
24 de Diciembre de 2022

Más de 200 intelectuales, escritores, artistas y personalidades culturales francesas, incluidos Sylvain Tesson, Jean Reno, Carole Bouquet y Philippe Katerine, se están movilizando por los 120.000 armenios de Artsaj amenazados con la limpieza étnica por parte de Azerbaiyán.

La petición publicada por Le Figaro dice:

Durante este período navideño en el que nos reuniremos con nuestros seres queridos, en el que nos regocijaremos en celebrar la familia más allá de las fronteras religiosas, en el que muchos de nosotros tal vez tengamos un pensamiento para los que están solos o en el dolor, recordemos que los armenios de Nagorno-Karabaj están aislados por Azerbaiyán, del resto del mundo durante casi dos semanas.

En un momento en que nuestros hijos descubrirán sus dones, los padres de los 30.000 niños de Nagorno-Karabaj aspirarán a una sola cosa: preservar la vida, el futuro de los suyos, en esas altas montañas, donde nacieron sus antepasados ​​hace más de dos mil años, y salvarlos de la asfixia lenta.

Después de la guerra, después de las bombas de fósforo, las torturas, que destrozaron tantas vidas en 2020, esta es de hecho la última perversión concebida por la dictadura azerbaiyana: bloquear el corredor de Lachin, la única vía de acceso para los armenios de Artsaj/Nagorno-Karabaj, hacia fuera. Consecuencias: familias separadas, escasez que se agrava día a día, ausencia de ayuda médica que ya ha costado una vida y amenaza a varios pacientes en cuidados críticos, incluidos niños.

Admiramos el coraje de estas personas llenas de dignidad que no ceden al pánico y se organizan, porque resisten y resistirán hasta el final. Ellos cuentan con nosotros y no podemos escapar a su llamado.

Extraña Navidad 2022. Estamos celebrando el nacimiento de un rey de la pobreza en pesebre de paja que ha venido a llevar el calor de su luz a los hombres. Y este es el día que el tirano del petróleo y el crecimiento económico eligió deliberadamente para sumergir a toda una población en la oscuridad y el frío.

¿Qué futuro ofreceremos a nuestros hijos, si damos razón a la dictadura, a la barbarie, contra una de nuestras civilizaciones más antiguas, contra un pueblo hermano, vinculado a nosotros desde hace siglos, contra un pueblo puente que siempre ha contribuido al diálogo entre culturas?

¿Qué pensarán nuestros hijos, sobre qué valores podrán construirse, si dejamos que lo impensable vuelva a suceder? Sí, reproducirla. La indiferencia, las protestas platónicas, autorizan a los agresores de hoy a pretender descaradamente ser los verdugos de 1915, su siniestra herencia, a usar los mismos métodos para acabar con los que aborrecen, porque se parecen.

Así que, nuestros deseos de que las abominaciones del siglo XX no vuelvan a ocurrir en el actual, no fueron más que deseos piadosos e irénicos. Así que en este mundo los malvados siempre triunfan mientras tengan cosas para vender y proveer a sus vecinos.

En efecto, el alma de los armenios habita en nuestras obras maestras del arte románico, la influencia de nuestra cultura en los confines de Oriente, el pensamiento de nuestros filósofos de la Ilustración, la poesía romántica, nuestras luchas por la justicia, nuestras melodías de acordeón, el ramo de tulipanes que usted puede ofrecer un sábado por la noche.

Por último, recordemos que si sabemos de la Navidad, sin duda algo tuvieron que ver los armenios, los que nos enviaban sus peregrinos desde el siglo V, los que nos regalaban el pan de jengibre que adornará nuestras mesas y los nombres de los Los Reyes Magos.

Recordemos y sobre todo movilicémonos desde nuestras conciencias unidas, desde nuestras voces unidas, desde todas las formas en que cada uno de nosotros se opondrá al drama que se está desarrollando, podremos preservar la vida de los 120.000 armenios de Nagorno-Karabaj.

Más leídas