SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Sábado 04 de Febrero - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Armenia - Ararat Mirzoian, en la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo
Debe explicarse a Azerbaiyán que hay ciertas reglas internacionales que todos deben cumplir
25 de Enero de 2023

Hasta ahora, las acciones de Azerbaiyán, incluido el bloqueo del corredor de Lachin, han demostrado una vez más la absoluta necesidad de un compromiso internacional para abordar las cuestiones de los derechos y la seguridad del pueblo de Nagorno-Karabaj, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Armenia, Ararat Mirzoian, en la sesión celebrada por la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo.

“No podemos quedarnos de brazos cruzados y ver cómo la gente se está muriendo de hambre lentamente, debido a juegos políticos y quizás a consideraciones geopolíticas. Permítanme aclararlo: hay dos opciones teóricas para levantar el bloqueo del corredor de Lachin: militar o diplomática. Armenia se adhiere a la segunda opción, pero eso solo es posible con una intervención decisiva y una fuerte presión sobre Azerbaiyán y acciones tangibles hacia ese fin por parte de la comunidad internacional. El momento de actuar es ahora. Azerbaiyán debe enfrentar las consecuencias de sus acciones. Se debe explicar a Azerbaiyán que existen ciertas reglas internacionales que todos deben cumplir”, dijo el Ministro de Relaciones Exteriores.

A continuación se encuentran las declaraciones completas del Ministro de Relaciones Exteriores Ararat Mirzoian:

“Estimado presidente,

En primer lugar, gracias por atender nuestra solicitud de tener un intercambio de puntos de vista en este  formato. Definitivamente no es la primera vez que AFET (Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo) centra su atención en Armenia. Sin embargo, valoro mucho esta oportunidad de dirigirme a la AFET en persona y tener una discusión abierta.

Estimados diputados del Parlamento Europeo, queridos colegas,

Quisiera continuar con unas sinceras palabras de agradecimiento al Parlamento Europeo en su conjunto, y a cada uno de ustedes personalmente, por las posiciones claras sobre temas de suma importancia para mi país.

La celebración de debates de urgencia y la adopción de resoluciones en el transcurso de los últimos dos años sobre las cuestiones de los prisioneros de guerra armenios, la destrucción del patrimonio cultural y, más recientemente, las consecuencias humanitarias del bloqueo en Nagorno-Karabaj, fueron todas respuestas adecuadas y objetivas a los desafíos sin precedentes que enfrenta el pueblo de Armenia y Nagorno-Karabaj, desafíos que también continúan amenazando la estabilidad y la seguridad en nuestra región. Todo quedó perfectamente resumido en el informe PESC de 2022. Por eso, me gustaría agradecerle especialmente a usted, señor McAllister, y a todos los eurodiputados que trabajaron en este informe y contribuyeron a la inclusión de los párrafos sobre Armenia y Nagorno-Karabaj, que reflejan objetivamente la situación en nuestra región.

Por supuesto, saludo las declaraciones inequívocas y todos los votos emitidos en el Parlamento Europeo a favor de resolver las cuestiones humanitarias mencionadas. La fuerte voz se escuchó en Armenia y Nagorno-Karabaj. Espero que también se haya escuchado y prestado atención en Bakú. Realmente espero que otras instituciones europeas sean lo suficientemente valientes y justas como el Parlamento Europeo con respecto a los problemas del sur del Cáucaso.

Los mensajes firmes y claros de la Unión Europea, incluido su órgano legislativo, son verdaderamente importantes: en primer lugar, la UE sigue siendo el principal socio de Armenia en la promoción del desarrollo institucional y el apoyo a nuestra agenda de reformas basada en nuestros valores compartidos y, en segundo lugar, a pesar de todos los retos, seguimos ampliando el alcance de nuestra asociación sobre la base del compromiso de la UE de contribuir a la estabilidad en nuestra región.

Creemos que nuestra arquitectura de seguridad no puede ser integral sin el respeto por los derechos humanos y la democracia. Venimos emprendiendo reformas encaminadas a fortalecer los derechos humanos y el estado de derecho, consolidar la buena gobernabilidad y luchar contra la corrupción, con el objetivo de asegurar la prosperidad de nuestro pueblo. Tengo muchas cosas que decir sobre los logros de Armenia en las reformas democráticas; sin embargo, hoy no entraré en detalles debido a limitaciones de tiempo. Puedo asegurarles que estamos comprometidos a continuar el camino de las reformas democráticas y esperamos un mayor apoyo de nuestros socios.

Con respecto a la valiosa contribución de la UE a la estabilidad de nuestra región, me gustaría aplaudir al Consejo de Asuntos Exteriores por la decisión de ayer, de desplegar una misión de seguimiento a largo plazo en Armenia. Me gustaría resaltar que esta misión se trata de seguridad humana: personas que viven en las regiones fronterizas, niños que van a la escuela, agricultores que realizan sus tareas y familias que quieren vivir en sus casas sin temor a ser atacados. Gente, escuelas, casas.

Estimados colegas,

Durante los últimos dos años, el gobierno armenio, al recibir el voto de nuestros ciudadanos para seguir la agenda de paz y tener la voluntad política para normalizar las relaciones con Azerbaiyán, se ha comprometido de buena fe en conversaciones en tres vías separadas: primero, la apertura de todas las comunicaciones de transporte en la región, segundo, delimitación y seguridad fronteriza, y el tercero, el acuerdo de normalización de relaciones o acuerdo de paz entre Armenia y Azerbaiyán. Sin sobrecargar con todos los detalles, me gustaría llamar su atención sobre algunos puntos.

Inmediatamente después del establecimiento de un grupo de trabajo sobre la apertura de las comunicaciones, Azerbaiyán, autointerpretando el texto de la Declaración Trilateral del 9 de noviembre de 2020, comenzó a exigir un corredor extraterritorial. Quiero afirmar que Armenia está lista para abrir todas las comunicaciones en el momento en que Azerbaiyán acepte que las carreteras deben operar bajo la soberanía y jurisdicción de los estados por los que pasan.

Meses después del establecimiento de las Comisiones de delimitación de fronteras, Azerbaiyán no solo planteó nuevas reivindicaciones territoriales sino que trató de justificar su última agresión con el falso argumento de que la frontera no está delimitada. Irónicamente, estas comisiones se establecieron después de la primera invasión de Azerbaiyán en el territorio soberano de Armenia en mayo de 2021, con el objetivo también de evitar nuevas hostilidades.

Tercero, comenzamos a negociar el texto de un tratado de paz entre la República de Armenia y la República de Azerbaiyán. Lamentablemente, la gran mayoría de las sugerencias fundamentales sobre el tratado de paz propuesto por la parte armenia, han sido rechazadas por Azerbaiyán.

Entre las sugerencias está la aclaración de los parámetros para la delimitación de la frontera estatal, ya que pensamos que sin parámetros claramente acordados sobre la delimitación de las fronteras internacionales entre Armenia y Azerbaiyán, la paz real es imposible. Luego está el distanciamiento de las fuerzas armadas de la frontera estatal y la creación de una zona desmilitarizada para prevenir cualquier posible escalada futura, así como medidas de fomento de la confianza y mecanismos de seguridad, Instituto de Garantes del tratado de Paz, que garantizará la implementación de las obligaciones

En pocas palabras, Azerbaiyán espera que Armenia solo acepte todas sus demandas y, cuando no las obtiene, Azerbaiyán utiliza todos los instrumentos de presión posibles: desde mantener a los prisioneros de guerra armenios como rehenes hasta la difusión de discursos de odio patrocinados por el Estado contra los armenios , la retórica belicista hasta uso concreto de la fuerza.

Aceptamos la sugerencia de Azerbaiyán de discutir la normalización de las relaciones entre Armenia y Azerbaiyán y la cuestión de Nagorno-Karabaj en vías paralelas y separadas. Por el contrario, Azerbaiyán comenzó a afirmar que Nagorno-Karabaj es su problema interno, oponiéndose a la sugerencia concreta de Armenia de crear un mecanismo internacional de conversaciones entre Bakú y Stepanakert.

También está claro que hasta ahora las acciones de Azerbaiyán, incluido el bloqueo del corredor de Lachin, han  demostrado una vez más, la absoluta necesidad de un compromiso internacional para abordar los problemas de derechos y seguridad del pueblo de Nagorno-Karabaj.

Estimados colegas,

En este mismo momento, el pueblo de Nagorno-Karabaj permanece bajo un asedio inhumano debido al bloqueo del corredor de Lachin, la línea de vida, la única carretera que conecta Nagorno-Karabaj con Armenia. Habiendo tenido el debate de urgencia y adoptado la resolución sobre las “Consecuencias humanitarias del bloqueo en Nagorno-Karabaj” la semana pasada, ustedes son muy conscientes de la situación.

Hay un aspecto que me gustaría enfatizar: no es un episodio aislado, sino que debe verse como parte de una política generalizada y sistemática de Azerbaiyán dirigida a la limpieza étnica del pueblo de Nagorno-Karabaj. Al crear condiciones de vida insoportables, Azerbaiyán pretende obligar a la población de Nagorno-Karabaj a abandonar sus hogares y su tierra natal. La reciente declaración del presidente de Azerbaiyán sugiriendo la deportación de aquellos armenios que no quieran convertirse en ciudadanos de Azerbaiyán viene a demostrar una vez más su intención de limpieza étnica.

Dado que la crisis humanitaria en Nagorno-Karabaj empeora cada día que pasa, se requiere la intervención inmediata de la comunidad internacional. Como se indicó en la resolución de urgencia del Parlamento Europeo la semana pasada, es imperativo enviar una misión internacional de investigación a Nagorno-Karabaj y al corredor de Lachin para evaluar la situación humanitaria sobre el terreno, así como para garantizar el acceso humanitario sin obstáculos a Nagorno-Karabaj. para los organismos pertinentes de la ONU.

No podemos quedarnos de brazos cruzados y ver cómo la gente se está muriendo de hambre lentamente, debido a juegos políticos y quizás a consideraciones geopolíticas. Permítanme aclararlo: hay dos opciones teóricas para levantar el bloqueo del corredor de Lachin: militar o diplomática. Armenia se adhiere a la segunda opción, pero eso solo es posible con una intervención decisiva y una fuerte presión sobre Azerbaiyán y acciones tangibles hacia ese fin por parte de la comunidad internacional. El momento de actuar es ahora. Azerbaiyán debe enfrentar las consecuencias de sus acciones. Se debe explicar a Azerbaiyán que existen ciertas reglas internacionales que todos deben cumplir.

Más leídas