SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Jueves 26 de Noviembre - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Armenia - Monasterio de Dadivank
Un tesoro de la humanidad en peligro
14 de Noviembre de 2020

Si Azerbaiyán continúa saqueando los restos cristianos en Karabaj como lo ha hecho en el pasado, lo que queda de la herencia armenia está en peligro de desaparecer.

Dadivank es un monasterio de piedra atrapado en el bosque de Nagorno-Karabaj, rojo en otoño, verde en verano. Una maravilla de piedra construida entre los siglos IX y XIII, a una altitud de 1.100 metros.

El jardín del monasterio una vez se extendió hasta el río Tatara. Hoy es devorado por los bosques. La delicadeza de sus esculturas, la riqueza de sus inscripciones en armenio antiguo que cubren las paredes exteriores lo convierten en uno de los monumentos artísticos más notables de la época medieval.

El monasterio fue fundado por San Dadi, discípulo del apóstol Tadeo, quien difundió el cristianismo en el este de Armenia durante el siglo I d.C. En julio de 2007, se descubrió la tumba de San Dadi bajo el altar de la iglesia principal.

Debido al acuerdo de paz firmado el 9 de noviembre entre Armenia y Azerbaiyán bajo los auspicios de Rusia, el monasterio de Dadivank se prepara para pasar en unos días bajo el control de Azerbaiyán.
Los monjes ya han levantado las cruces y se han llevado las campanas de las iglesias del monasterio para resguardarlas. Saben lo que arriesga esta obra maestra: cuando estaba bajo la administración azerí, el monasterio considerado como un vestigio de la religión cristiana armenia fue gravemente dañado por la población musulmana local que lo utilizó como establo.

El 8 de octubre de 2001, una moción para salvaguardar el patrimonio histórico y cultural de la República de Nagorno-Karabaj, firmada por 16 miembros de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, reconoció que entre los ejemplos más flagrantes de la La política de Azerbaiyán de destruir las obras maestras armenias en Nagorno-Karabaj incluyó el deterioro de Dadivank, que "la población musulmana local degradó tanto como pudo" cuando el monasterio estuvo bajo su control durante el período soviético.

Pero, ¿cómo podrán los religiosos proteger los magníficos frescos que adornan la iglesia principal?

El de San Nicolás, por ejemplo, restaurado en 2015, exhumado de la negrura de las hogueras de carbón ...

Hoy, más que ayer, candente por la guerra y la terminología erradicadora de su presidente, el riesgo azerí es querer vengarse del monasterio restaurado.

Recordamos que el cementerio histórico de Djoulfa en Nakhitchevan, el cementerio más grande de "khachkars" o "piedras cruzadas" (estelas grabadas con cruces ornamentadas), en toba roja, había sido completamente destruido entre 1998 y 2005, cuando los armenios, la mayoría en esta región,fueron reemplazados por colonos azeríes.

Arman Tatoyan, defensor de derechos humanos de Armenia, se pregunta: “¿Qué podemos esperar de las personas que torturaron y mutilaron a nuestros soldados, que los decapitaron y enviaron las fotos a sus hermanos con sus celulares?

La incitación a la violencia fue dirigida por el Estado con consignas como:¨ Exterminar a todos los armenios pero torturarlos antes ... ”.

Uno puede imaginar lo que querrán hacer con las iglesias ...

 Vahan Ter-Ghevondyan, el director de Matenadaran, la biblioteca de manuscritos armenios más grande del mundo, está terriblemente preocupado por el invaluable patrimonio cultural desde la Armenia cristiana hasta Nagorno-Karabaj.

En la caja fuerte del enorme edificio dedicado a la exposición y restauración de libros antiguos, nos muestra los manuscritos de la escuela espiritual de Ganzasar en Karabaj.

El Dr Ter-Ghevondyan  cuenta ¨ Llegaron hace unos días en las mochilas de los restauradores de nuestra sucursal  en Stepanakert, quienes caminaron durante varios días en la montaña para protegerlos de bombas y drones. Hay un evangelio del siglo XIII, iluminado y varios manuscritos del siglo XVII de una de las pocas mujeres copistas, una monja de nombre Gayané.¨ "Por supuesto que los monjes protegen lo que pueden ... pero ¿qué harán por los museos e iglesias que  quedan en  Karabaj?

El historiador está desesperado. ¡Que Rusia y la UNESCO se comprometan a proteger estos tesoros de la humanidad, pertenecientes al patrimonio mundial en peligro! ".

 

Más leídas