SECCIONES
ARMENIA
LOCALES
DIÁSPORA
UGAB
INSTITUCIONES
EMPRENDIMIENTOS Y PYMES
OPINION
AGENDA
SOCIALES
Temp.: -
Hum.: -
Jueves 23 de Septiembre - Buenos Aires - Argentina
PREMIO MEJOR MEDIO DE PRENSA PUBLICADO EN LENGUA EXTRANJERA - MINISTERIO DE LA DIASPORA DE ARMENIA 2015
Cocina y Tradiciones - Las mujeres armenias
Las que transmiten Cultura y Tradiciones Armenias parte 7
29 de Junio de 2021

Este ciclo está dedicado a todas las mujeres que dejaron y dejarán huella en la tramisión de nuestras tradiciones, nuestra cultura, nuestro ser armenio.

Hemos heredado tanta riqueza cultural, tanta sabiduría intelectual contenida en  la memoria de cada uno de nuestros ancestros,  que serán muchos los que tendrán la capacidad y la virtud de seguir transmitiéndola.

Cuando proyectamos esta serie dedicada a las mujeres armenias sabíamos que sería muy rico y fértil el camino, tenemos mujeres que nos llenan de orgullo en muchísimos campos.  De a poco, se los iremos contanto.

La resiliencia, esa palabra tan usada en estos días, es la más correcta para entender quiénes fueron nuestras mujeres, nuestras madres, abuelas, bisabuelas y las anteriores a ellas.

Supieron ser madres de muchos, supieron perderlos, supieron estar solas, supieron empuñar un arma, supieron darles de comer a los suyos cuando no había, supieron labrar la tierra, supieron ser cautas, supieron callar y aconsejar, y también, nos enseñaron a leer, a cantar y a recitar, a bordar, a  hacer con esas maravillosas e incansables manos encajes de aguja inigualables... y con esas manos fuertes y delicadas  también nos enseñaron a acariciar  y a rezar.

Nuestras abuelas fueron las que supieron esconder bajo tierra bolsas de harina para cuando no hubiera, fueron aquellas que sentadas una al lado de la otra con hermanas, cuñadas y sobrinas, cosían y cosían siendo el sostén desde el hogar a los hombres que recién llegados al país fueron vendedores callejeros. 

Ésta y mil historias que se cruzan y se parecen, con matices, son nuestro pasado, y también nuestro futuro.

Nuestra tierra armenia, que hoy vive otra vez, un momento crucial de su historia, nos muestra en el espejo del pasado, sin embargo en cada mujer de ese bendito suelo vemos una hermosa mujer armenia, una habilidosa y dedicada mujer, una profesionalmente cultivada mujer que sigue siendo la misma mujer armenia.

Pero, ahora, somos más...

Somos nuestras hermanas, hijas y nueras, somos nuestras sobrinas y nietas....y eso nunca terminará.

Con este prólogo iniciamos Nuestras Mujeres las que transmiten Cultura y Tradiciones Armenias

Susana Dergarabetian Nahabetian

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Berdjuhí Yernazian de Emirian     berdjuhi foto portada sola

Nacida en los Estados Unidos, de una familia oriunda de Marash y Iozgat, Berdjuhí Yernazian llegó a nuestro país en 1930. En seguida comenzó a involucrarse en la vida comunitaria. Integró el Coro Gomidás por entonces dirigido por el maestro Levón Vartabetian y como pertenecía a una familia tradicionalmente ligada a la iglesia, fue convocada para integrarse  a la Organización de Damas de la Iglesia Apostólica Armenia. También es de esa época su paso Unión General Armenia de Cultura Física y Liga de Jóvenes de la Unión General Armenia de Beneficencia.

En 1943, se casó con Haig Emirian y nacieron sus dos hijas Maria Rosa y Marta. 

Haig Emirian cumpliría un rol fundamental en el crecimiento de la Unión General Armenia de Beneficencia en Sudamérica y Berdjuhí lo acompaño en ese proceso, incansable y admirablemente.  Haico, como lo conocían todos, electo presidente en el 1959 supo rodearse  de los más estrechos y fieles colaboradores, dirigentes que creían en el apostolado de la UGAB, e hizo de la vieja casona de la calle acevedo el complejo que hoy conocemos.berdjuhi foto 1 nota

 

 

 

 

Berdjuhí supo apoyar a su esposo, tanto desde lo familiar, recibiendo en su casa a cuanta personalidad visitara la Argentina, acompañándolo en su actividad social y en sus viajes, como fortaleciendo la Comisión de Damas de la U.G.A.B., de la que fue Vicepresidenta durante largos años y luego Presidenta. Fue durante su mandato al frente de la citada Comisión que ésta ganó mayor prestigio, nutriéndose del trabajo de innumerables colaboradoras, muchas de las cuales continúan con esta tarea hasta el día de hoy.

Hacia 1974, introdujo lo que sería una innovación en la vida de la U.G.A.B. y de la comunidad: comenzó a dictar clases de cocina. La avalaban su título de ecónoma,  fue Miembro Honorario de la Asociación de Ecónomas, y su disposición a transmitir lo que sabía.

“Las primeras clases de cocina se hacían en el laboratorio de la Secundaria, donde se improvisaba la cocina. Cuenta y recuerda que hasta debía llevar la batidora y todos los elementos necesarios para dictar la clase.” Cuando terminaba, ella misma se ocupaba de juntar todo y dejar el aula en condiciones.  Estas clases duraron cerca de catorce años.

Esos fueron días memorables para la historia de Parecordzagán en la Argentina y en América del Sur.

Las visitas de Alex Manoogian, de importantes dirigentes de la entidad y de personalidades culturales fomentaron un torrente de trabajo incondicional, que tuvo a Berdjuhí Emirian como una de sus gestoras. “Nos apoyábamos mutuamente; nos complementábamos” recuerda con inmenso amor y con la nostalgia de esos días. Y eso que ella declara era justamente lo que la gente veía. Por eso, cuando el Consejo Directivo de la U.G.A.B. quiso agradecer a Haig Emirian todo su empuje y trabajo imponiéndole su nombre a la Sección Primaria del Instituto Marie Manoogian, el “tío” -ya por entonces Presidente Honorario de la institución- decidió trasladar ese honor a su esposa.

Y, como marco simbólico se eligió en 1978,  un día muy especial para nuestra querida Argentina, el 9 de julio, día de la proclamación de la Independencia, para imponer el nombre Berdjuhi Emirian a la sección primaria del Instituto Marie Manoogian.

berdjuhi foto 2 nota

Desde entonces, la Sra. Berdjuhí asumió con inmenso amor el rol de ser la madrina del colegio y se ocupó personalmente  junto con sus hijas de seguir de cerca  la actividad educativa y todas las necesidades del colegio.

En mérito a toda esta actividad, el Consejo Central de la Unión General Armenia de Beneficencia la designó Miembro Honorario de la institución, a la que dedicó gran parte de su vida.

Una de sus últimas obras tomó estado público por tratarse de una querida y respetada figura para la armenidad.

En oportunidad de la visita de S.S. Karekín II a la Argentina, la Sra. Berdjuhí Emirian le comentó que quería hacer una donación a la Santa Sede de Echmiadzín en memoria de su esposo.

Así se encaró la donación de la estatua de S.S. Vazkén I, emplazada en el Seminario Vazkenián en el lago Seván, realizada por el escultor Ará Shiraz, hijo de dos grandes artistas de las letras como fueron Hovannés Shiraz y Silva Gabudiguian, dedicada a la memoria de Haig Emirian. La inauguración de la estatua se realizó en el mes de septiembre de 2009, el día que se iniciaba el ciclo lectivo en el Seminario, en presencia del Embajador de Armenia en la Argentina, señor Vladimir Karmirshalyan, quien representó a la donante ante las autoridades de la Santa Sede de Echmiadzín y del gobierno armenio.

Como reconocimiento al gesto de la Sra. Berdjuhí Emirian y a toda su trayectoria de servicio a la armenidad, el Patriarca Supremo y Catolicós de Todos los Armenios, S.S. Karekín II la condecoró  en noviembre de 2009 con la Orden de   Mesrob Mashdotz.

Berdjuhi, colaboradora de muchas  instituciones, la mayoría de las veces anóninamente, dejó un muy valioso legado, no sólo a nivel comunitario, sino en su propia familia:  sus dos hijas, Maria Rosa y Marta.

Las dos, miembros activos de la comunidad a través de la UGAB, Maria Rosa colaboradora durante muchos años de la Comisión de Damas, llegó  a ser su Presidenta en Mayo de 1990 hasta 1999.

María Rosa  Emirian de Kalaidjanmaria rosa foto     

impulsó inumerables actividades siempre innovadoras y creativas, entre ellas  la semana de  la comida armenia en Noviembre de 1993, cenas que duraban 4 días, en ese entonces.

Otra de las actividades fue La Feria del regalo y antigüedades con salón de té en 1993.maria rosa tira 1

El  25 de abril de 1990,  bajo la presidencia de Vahram Hairabedian, Maria Rosa y Jorge Kalaidjian fueron padrinos de una sala del Jardín de infantes del Instituto Marie Manoogian aporte que contribuyó para realizar novedosas refacciones en el aula.Maria rosa tira 2María Rosa es miembro honoraria de la comisión de damas

Marta Emirian   marta foto

Por su parte se recibió de chef en Maussi Sebess, y puso en letras su conocimiento de la cocina armenia, heredada de tantos años de aprendizaje, en un libro al que llamó “Cocina armenia paso a paso”.

El libro presenta en forma sensilla y dinámica las recetas de la cocina tradicional a la mesa de cada día. Se destaca la claridad en las explicaciones separadas en tres capítulos: Entradas, Platos principales, Postres y un anexo con aclaraciones muy didácticas.

Marta tira1

El conocido chef Donato de Santis, presente en la exhibición del libro destacó "la importancia de la cocina familiar donde el traspaso de las recetas se combina con el amor que representa la preparación del alimento para la familia".

El libro fue editado por la Comisión de Damas a total beneficio de las obras filantrópicas de la Unión General Armenia de Beneficencia.

Marta, hoy es la Presidenta de la Comisión de Damas de la UGAB,  quien con su frescura y su sencillez lleva adelante a un valioso grupo de mujeres que no dudan en colaborar aún en tiempos de pandemia.

Marta, como presidenta y como chef, también puso su creatividad  en la prestigiosa actividad de la Semana de la Cocina Armenia, le incorporó durante esos días la realización de clases magistrales de cocina armenia, acompañada varias veces por prestigiosos chefs internacionales o con sus no menos importantes  compañeras  de comisión que transmitieron su saber culinario a un público muy heterogéneo en edad y orígenes. marta tira 4

El concepto de beneficencia, la disciplina del voluntariado, la vocación de servicio como pilares insustituibles de los ideales de la UGAB son las bases en las que Maria Rosa y Marta crecieron, teniendo como  ejemplos a su padre y a su madre.

En algún momento de su fecunda vida Berdjuhí dijo:

“Mientras tenga fuerzas, voy a hacer lo que pueda por la colectividad” como testimonio de una vida comprometida con el bien común".

 

Más leídas